Skip to main content

Noticia

Coches clásicos

Este Holden FB incluye parte de un Nissan Skyline GT-R R33

Holden FB restaurado

Este Holden FB incluye parte de un Nissan Skyline GT-R R33, así como de otros cuatro automóviles como parte de una restauración única.

Puede que Holden no te suene. Es un fabricante perteneciente a General Motors cuyo mercado principal es Australia. También puede que no te suene el concepto ‘ute’, un sedán convertido en pick-up que mantiene la altura original del coche y gana una enorme cama de carga en la parte posterior. Ahora que te he puesto en situación, te diré que este Holden FB incluye parte de un Nissan Skyline GT-R R33 como resultado de una restauración única.

No te pierdas: 5 coches nuevos que serán futuros clásicos coleccionables

Los FB eran una familia de vehículos que Holden fabricó a principios de la década de 1960. Estaba disponible como sedán, familiar, furgoneta y ute, con un motor de seis cilindros y 2.3 litros que entregaba 75 CV de potencia. En total, Holden fabricó 150.000 unidades del FB en menos de dos años antes de ser reemplazado por la serie EK a mediados de 1961. Sin embargo, la unidad que te traigo hoy es muy especial.

Una restauración que necesitó piezas de cinco coches

Este Holden FB recibe el nombre de Tail Spin y es un trabajo firmado por un matrimonio con la ayuda de Astill Design en la costa del mar de Tasmania, en Wollong, Nueva Gales del Sur (Australia). Requirió de varios años hasta que fue terminada dicha restauración, aunque lo más destacado es que fueron necesarios piezas de cinco automóviles para completarlo.

El equipo tomó los extremos posteriores de dos Holden y los unieron, dando al frontal la misma forma que a la parte posterior, hasta las aletas traseras. Debajo del capó encontramos un motor V8 de General Motors con 5.0 litros de capacidad, el cual se asocia a una caja de cambios T700, un diferencial de deslizamiento limitado Borg-Warner, frenos de disco, llantas Schott Velocity de 18 pulgadas, un escape de acero inoxidable totalmente personalizado y otra serie de elementos de otros vehículos. 

La carrocería está bañada en pintura de color oro verdoso y el interior de color rojo manzana con asientos heredados de un Lexus, así como una versión modificada del salpicadero original. En el vídeo más arriba podrás conocer la historia completa detrás de esta modificación (o restauración) que bien le ha servido al equipo que lo creó para ganar diferentes premios, como el codiciado trofeo MotorEx Grand Master.

Lecturas recomendadas