Skip to main content

Noticia

Este Corvette es un coche de radiocontrol a tamaño real

coche de radiocontrol a tamaño real

Cosas de niños.

Quien más y quien menos ha jugado alguna vez con un coche de R/C en su vida. Cierto que hoy en día, con los niños centrados en los smartphones y poco más, cada vez es más difícil verlos en la calle en el día de reyes, pero para los de la vieja escuela siempre ha sido un regalo bastante recurrente y popular. De hecho, tanto que hay algunos que han crecido y no han podido dejar a un lado su pasión por el hobby, como Bjorn Harms que se ha construido un coche de radiocontrol a tamaño real con un Corvette.

El vehículo en cuestión es un Chevrolet Corvette C6 del año 2006 que el ingeniero informático holandés decidió transformar en un juguete para adultos, algo que no es la primera vez que hace ya que al parecer ya ha fabricado versiones de control remoto de modelos míticos como El Coche Fantástico y el DeLorean.

Un coche de radiocontrol a más de 120 km/h

De hecho, admite que la primera vez que se le ocurrió la idea de hacer un coche de radiocontrol a escala real fue viendo Regreso al Futuro cuando era un niño. Y vaya si se esforzó por cumplir su sueño, puesto que es completamente funcional y tiene un enorme trabajo detrás, acoplando numerosos motores a los sistemas del coche para luego poder controlarlos desde el mando (que tardó un año en completar): acelerador, freno, dirección y palanca de cambios.

Destaca también el sistema de fallo que ha desarrollado específicamente para el Vette, por el que cuando el mando se queda sin batería o el coche sale del rango de alcance del mismo, los frenos se activan de manera automática hasta detenerlo.

Eso sí, lo bueno es que está homologado para circular por la calle y que no hay problema en conducirlo de manera normal, por lo que Harms incluso lo utiliza como su coche para el día a día.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas