Noticia

En Estados Unidos cambian la forma de medir emisiones

En Estados Unidos cambian la forma de medir emisiones

Ignacio de Haro

28/09/2015 - 13:28

La EPA, la agencia de regulación medioambiental de Estados Unidos, anuncia la introducción de cambios en la forma de medir las emisiones contaminantes de los automóviles. Con la intención de “aumentar la exigencia” y la veracidad de sus ensayos, incorporan nuevas pruebas de emisiones en carretera abierta como respuesta al escándalo de emisiones de Volkswagen.

No te pierdas: ‘La publicidad sobre emisiones en España no es de fiar

La crisis de emisiones de Volkswagen que se destapó hace tan solo unos días, además de importantes consecuencias para la marca alemana tras conocerse que 11 millones de sus automóviles vendidos entre el 2009 y septiembre de 2015 equipaban dispositivos electrónicos para falsear los resultados anticontaminación, está provocando cambios en la industria del automóvil. Uno de los primeros en producirse llega de la mano de la EPA, la agencia de regulación medioambiental estadounidense, que ha anunciado que Estados Unidos cambia la forma de medir emisiones.

El principal objetivo que persigue esta agencia dependiente del gobierno federal del país es el de “aumentar la exigencia” y la veracidad de sus ensayos. Para ello, ya han remitido a todos los fabricantes una carta en la que explican que han aumentado las pruebas para medir la emisiones incorporando nuevos procesos que tendrán lugar en carretera abierta, todo para intentar evitar que repitan casos como el que estamos viviendo estos días (aquí tienes todas las claves del escándalo Volkswagen).

En otras palabras, lo que ha dicho la EPA es que de ahora en adelanta sus resultados no se limitarán exclusivamente a los datos obtenidos por los vehículos tras pasar por un banco de potencia, en los que se recrean artificialmente las condiciones de homologación, también deberán superar, si así lo requieren, pruebas de emisiones contaminantes en carretera. Pero la cosa no acaba ahí, ya que también indican que estas nuevas modalidades de ensayos se producirán no solo con los vehículos de gasolina o diésel cedidos por las marcas, también utilizarán vehículos de producción en serie como los que llegan a manos de los particulares.

Fuente: Car&Driver

Lecturas recomendadas

Ignacio de Haro

Colaborador

Apasionado del mundo de las cuatro ruedas.

Buscador de coches