Skip to main content

Noticia

Motor

La DGT advierte de los peligros del pasajero bala

La DGT advierte de los peligros del pasajero bala

¿Sabes qué es un pasajero bala? Esta es la pregunta que la Dirección General de Tráfico ha lanzado en sus redes sociales coincidiendo con su campaña especial de vigilancia y control del cinturón de seguridad y de los sistemas de retención infantil. Una pregunta que, además, la DGT ha aprovechado para advertir de los peligros del pasajero bala.

Telegram

AUTO BILD en Telegram

Si te gusta estar al día de las últimas novedades del motor y recomendaciones de coches, puedes seguirlas en tiempo real en el canal de AUTO BILD en Telegram, en el que te mantendremos informado de todo lo que se mueve en el mundo de la automoción.

Vamos con la definición: se trata de aquellas personas que ocupan la fila trasera y van sueltas en el coche convirtiéndose, así, en peligrosos proyectiles que pueden llegar a poner en peligro su vida y la del resto de ocupantes. Y no sólo eso: viajar sin llevar abrochado correctamente el cinturón de seguridad puede provocar heridas y lesiones, incluso, a una velocidad reducida.

Impacto frontal

En un impacto frontal, las personas que están sentadas detrás salen disparadas contra los asientos delanteros y aunque sus ocupantes lleven el cinturón no podrán evitar el golpe por la retaguardia ni sus consecuencias:

  • Asiento: puede ser arrancado aplastando al conductor o al copiloto.
  • Copiloto: el cuerpo del pasajero bala puede girar ligeramente golpeando el reposacabezas del copiloto.
  • Inercia: este efecto hace que su cuerpo se eleve y se cuele entre los asientos de la fila delantera golpeando a sus ocupantes. 

A esto hay que añadir las heridas mortales que puede causar: aplastamiento del abdomen y de la espalda del conductor, traumatismo craneal en el caso del copiloto y traumatismo craneal además de heridas en el torso y en las rodillas cuando se trata del pasajero bala.

La DGT advierte de los peligros del pasajero bala

Colisión lateral

En las colisiones laterales, en ángulo y traseras, los pasajeros bala pueden salir lanzados en diferentes direcciones: contra el volante, el tablero de instrumentos o cualquier otra superficie interior. La fuerza del golpe contra otros pasajeros es menor, pero la probabilidad de que se produzcan las lesiones que hemos visto en el caso anterior es la misma.

Para entender la gravedad de convertirse en un pasajero bala, la DGT nos lo explica con un ejemplo que incluye datos. Si el conductor lleva el cinturón de seguridad y yendo a 50 km/h recibe un golpe por la espalda de un hombre que pesa 75 kilos, el impacto que soportará será, en realidad, de 1.500 kilos. Además, un ocupante que sí lleva el cinturón puesto tiene un 40% más de posibilidades de morir en un accidente si otro pasajero va sin él.

Objetos bala

Según los datos de la DGT, el 47% de los conductores españoles lleva objetos sueltos en el habitáculo del vehículo y sólo uno de cada tres (29,6%) hace uso de los portaobjetos interiores. Esto es casi tan peligroso como ser un pasajero bala: además de entorpecer la visión a la hora de conducir, también se convierten en proyectiles que pueden golpear y herir en un frenazo o colisión. Conviene recordar que pueden llegar a multiplicar su peso por 40 o 50 en un choque que se produzca a 50 km/h.

Y además