Skip to main content

Noticia

La lenta pero inexorable desaparición del cambio manual

La lenta pero inexorable desaparición del cambio manual

Los coches con cajas de cambio manual son una especie en extinción. El avance técnico y la mejora experimentada en los cambios automáticos actuales es uno de los motivos, el otro es la llegada y popularización de los vehículos eléctricos, que salvo contadísimos casos, carecen de cualquier tipo de caja de cambios.

Te interesa: Los cinco coches con cambio manual más potentes del mundo

Los avanzados cambios automáticos actuales resultan mucho más rápidos que los tradicionales manuales y además, es habitual que consigan rebajar el consumo y las emisiones de los coches que los monten, algo fundamental para superar las estrictas normativas anticontaminación que se aplican hoy en día. Está claro que el cambio manual va a desaparecer y va a quedar relegado a un puñado de modelos pensados para y enfocados a los entusiastas de la conducción, pero quizá el verdadero motivo no sea el que te hemos dicho o el que estás pensando.

No podemos evitar ponernos nostálgicos al hablar de la desaparición de las cajas de cambios manuales y soñar con que los fabricantes sigan apostando, aunque sea opcionalmente, por este tipo de transmisiones. Así te lo hemos demostrado en varias ocasiones con listados como este de coches deportivos que solo se ofrecen con cambio manual, una prueba práctica de que todavía quedan marcas que están dispuestas a apostar por ellos. Como Jaguar, sin ir más lejos, que se atrevió a ofrecerlo en su modelo más dinámico, como puedes comprobar a continuación.

Nuevo Jaguar F-Type con cambio manual y tracción integral

 

Pero el verdadero motivo que hará que los cambios manuales desaparezcan definitivamente es otro, algo que tiene por nombre y apellidos lo siguiente: coche eléctrico. Sí, al final la culpa va a ser de los vehículos propulsados por electricidad y de marcas como Tesla, que día tras día demuestra que el la entrega de par instantánea y abundante de los motores de sus coches hace que sea innecesario recurrir a una transmisión con más de una relación (los coches eléctricos sí que tienen una transmisión como tal, lo que pasa es que, como decíamos, esta suele tener solo una relación).

Mecánica básica: ¿cómo funciona la caja de cambios?

Automóviles como el Rimac Concept_One demuestran que los eléctricos sí que pueden tener cajas de cambios, lo que pasa es que hasta ahora ningún fabricante se ha atrevido a lanzar uno con transmisión manual (lo más próximo a eso que hemos visto fue el híbrido Honda CR-Z). Y es que aunque la llegada del par sea inmediata en un motor eléctrico, la curva de entrega que dibujan no es eterna y comienza a decaer llegado cierto punto. Por eso Rimac monta no una, ni dos, ni tampoco tres cajas de cambios de doble embrague; su por ahora único modelo de producción equipa nada menos que cuatro cajas de cambios (una por cada motor), cada una de las cuales con dos velocidades: la primera pensada para lograr la máxima aceleración posible al salir desde parado y la segunda, para el resto de situaciones.

 

Fuente: AutoBlog.

Y además