Skip to main content

Noticia

Denunciado por falsificar la matrícula trasera para eludir los radares

matricula modificada

Un vecino de la Llagosta (Barcelona), ha sido denunciado por falsificar la matrícula trasera para eludir los radares y controles policiales.

Un vehículo de Palma de Mallorca fue denunciado el pasado 5 de abril por superar el límite de velocidad. Cuando la denuncia llegó a su domicilio, la sorpresa fue que el coche que figuraba en la foto era un Nissan con su mismo código alfanumérico de matrícula, pero el propietario tenía un Toyota. De este modo, tras unas investigaciones por parte de los Mossos d’Esquadra, un vecino de la Llagosta (Barcelona, ha sido denunciado por falsificar la matrícula trasera para eludir los radares.

No te pierdas: Todos los coches nuevos de 2019, lanzamientos y novedades

La investigación se inició a raíz de una comunicación por parte del Servicio Catalán de Tráfico que entregó al Grupo de Investigación y Documentación un escrito de alegaciones presentado por el titular de un vehículo con placas de matrícula XXXXJMS de Palma de Mallorca. El escrito decía que había recibido una notificación de denuncia de velocidad, pero que el modelo de vehículo no correspondía con el suyo, un Toyota Yaris, mientras que el coche captado por el cinemómetro era un Nissan Qashqai.

Vídeo: así es el actual Nissan Qashqai:

Denunciado por falsificar la matrícula trasera para eludir los radares

Los investigadores confirmaron que el vehículo registrado por el radar era un Nissan Qashqai y que las placas que llevaba instaladas correspondían a la numeración XXXXJMS. Realizando varias combinaciones alfanuméricas y verificando los vehículos matriculados que coincidían con la marca y el modelo del vehículo fotografiado, localizaron el coche en cuestión con las placas de matrícula XXXXJVS.

Te interesa: Prueba Nissan Qashqai 1.3 DIG-T 140 CV: más rápido y eficiente

Los investigadores se dirigieron a la población de la Llagosta donde constaba el vehículo matriculado para proceder a la inspección y verificación del modelo. En el transcurso de esta inspección determinaron que la placa de matrícula trasera del vehículo había sido alterada por lo que fue retirada para poder estudiarla. 

Los investigadores concluyeron que voluntariamente el titular del vehículo modificó la letra V con cinta adhesiva de color negro, lo cual dejó restos que mostraban que la letra V había sido alterada para simular una letra M, y de esta manera eludir los sistemas de captación de velocidad y el control policial.

Por estos hechos, se instruyeron diligencias policiales dirigidas al Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de Mataró. El juez deberá citar el conductor denunciado, un varón de 56 años, y se expone a una pena de prisión de seis meses a tres años por la alteración de documento público.

Y además