Skip to main content

Noticia

Motor

Cuidado, la DGT te advierte del riesgo si usas estas piezas en el coche

Recambios piratas para el coche

Se conocen como Recambios Pirata; son más baratos, pero la DGT advierte de que hay mucho riesgo si usas estas piezas en tu coche.

¿Qué son los Recambios Pirata? Fácil de explicar: son piezas de coche falsificadas, de todo tipo (amortiguadores, pastillas de freno, parachoques...) que se venden a un precio más barato que las originales. El beneficio económico es su gran carta de presentación, pero desde la Dirección General de Tráfico recuerdan que lo barato puede salir caro. Y es que usar estas piezas, puede ser un riesgo para la seguridad.

Desde Tráfico explican que la mayor parte de estos recambios de coche falsificados proceden de Asia y se comercializan a través páginas web y de talleres ilegales.

Por qué los recambios pirata son tan peligrosos

Para explicar por qué montar piezas falsas en el coche puede ser tan peligroso para la seguridad vial, la DGT ha consultado a un grupo de expertos. Entre ellos, Begoña Llamazares, responsable de Mercado de Sernauto (Asociación Española de Fabricantes de Equipos y Componentes para Automoción). 

Llamazares asegura que tras diversos estudios han comprobado que los recambios pirata "pueden llegar a provocar accidentes mortales". Y así lo recuerda la DGT en su perfil de Twitter:

 

 

Desde Sernauto explican que el riesgo de sufrir un accidente cuando un coche ha sido reparado con recambios falsificados aumenta porque hay más posibilidades de que el recambio falle "por mal funcionamiento o deficiencia".

El problema es que estas piezas falsificadas no pasan por controles de calidad ni son testadas para comprobar que pueden soportar las altas temperaturas y fricción a las que serán sometidas. El peligro es todavía mayor cuando se trata de componentes clave en la seguridad del automóvil, como pueden ser piezas de impacto y colisión, neumáticos, componentes electrónicos...

Cómo identificar un recambio falsificado

La otra cara del problema de los recambios falsificados es que en muchas ocasiones el usuario no sabe que la pieza que le están colocando no es original. Esto supone una estafa para el consumidor.

Los fabricantes explican que para identificar un recambio pirata hay que llevar a cabo una inspección visual. Lo que hay que buscar son incoherencias: errores tipográficos (como cuando compras unas zapatillas falsas y a la marca Reebok le falta una 'e' y le sobra una 'o'), traducciones extrañas... La prevención es la mejor manera de evitar este engaño: llevar el coche a talleres de confianza y sospechar de las ofertas excesivamente baratas.

Para tranquilidad de los conductores: llevar recambios pirata en el coche no es sancionable. "Los que sí incurren en delito son los talleres al instalar y comercializar productos falsificados", explican fuentes policiales consultadas por Tráfico.

Las bombillas, el recambio más falsificado

Aunque no hay estadísticas del porcentaje de piezas falsas que circulan por la Red, sí se sabe que unos componentes son más falsificados que otros. La siguiente infografía muestra cuáles son los recambios:

Recambios Pirata

Las bombillas de LED están entre los más y Philips es la marca que más pirateo sufre. Por eso, desde Tráfico explican cómo identificar las que son falsas:

  • El lote de fabricación se identifica mediante un código BIDI; las falsas no lo llevan y en su lugar tienen una pegatina amarilla
  • La parte superior de la bombilla debe ser metálica; las pirata son de plástico
  • Para evitar la falsificación, el fabricante ha incorporado un Certificado de Autenticidad con el nombre de la marca, un código de seguridad y un código de un solo dígito en movimiento que brilla con los colores del arco iris

Y además