Skip to main content

Noticia

Cuatro virtudes y un defecto del Audi Q3

Audi Q3

Antes de la llegada del relevo.

Puede que no sea el ojito derecho SUV de la marca tras la llegada del Q2, pero el Audi Q3 (que tiene rivales como el BMW X1 o el Mercedes GLA) es el que abrió la veda de los todocaminos compactos en Audi y, como tal, merece un respecto y una posición privilegiada. Estos son cuatro virtudes y un defecto del Audi Q3, aspectos que conviene valorar detenidamente para compararlo con sus rivales en el mercado.

No te pierdas: así es el Audi Q3 2018

VÍDEO: BMW X1 vs Audi Q3

Virtudes

Espacio interior

Aunque se encuentre en el segmento de los todocaminos compactos, hace bastante hincapié en el espacio. Tiene sitio para cinco pasajeros adultos y ofrece un maletero con 460 litros de capacidad, ampliables a 1.365 con los asientos traseros plegados, al que además es fácil acceder gracias al portón trasero de apertura eléctrica que puede equipar como extra.

Múltiples versiones

Un modelo con tanta solera ya tiene su gama suficientemente madura como para ofrecer variantes que se adapten al gusto de casi cada tipo de cliente. Los niveles de acabado se estructuran en Attraction, Design Edition y Sport Editon, con la opción de añadir además los paquetes de equipamiento extra S Line y Offroad.

¿Puede el Audi Q2 quitarle ventas al Q3?

La dotación es bastante amplia desde el modelo de acceso, con elementos como el climatizador, el control de crucero o el sistema de aparcamiento. Los superiores añaden otros tantos como el sistema de navegación, mejores materiales o un diseño más deportivo.

Variedad mecánica al gusto

En total se ofrece con 42 combinaciones posibles entre tipo de combustible, motor, tipo de tracción (delantera o integral quattro) y caja de cambios (manual de seis relaciones o automática de S Tronic). Los gasolina son los 1.4 TSI de 125 y 150 CV y los diésel 2.0 TDI de 120 y 150 CV de potencia.

Audi RS Q3 Performance

Las siglas ‘RS’ siempre son motivo de alegría y cuando se combinan con la coletilla ‘Performance’ el júbilo se duplica. Si con lo primero ya estábamos ante una variante deportiva bastante radical del todocamino, esta versión mejora todavía más el motor 2.5 TFSI del modelo, optimizando la admisión y refrigeración para alcanzar los 367 CV (+27) acompañados de un par de 465 Nm. Suspensión rebajada 20 mm, escape deportivo, tracción integral y transmisión S Tronic de siete velocidades son otros añadidos interesantes. Hace el 0-100 en 4,4 segundos.

Defecto

Le pesan los años

Aunque se haya actualizado, el Audi Q3 lleva en el mercado desde 2011 y eso se nota. Al menos en teoría su segunda generación debería estar a la vuelta de la esquina, pero hasta que llegue 7 años a la venta son muchos, demasiados como para que no se pierda la frescura original del modelo y para que no haya alternativas más modernas y tecnológicas en la competencia.

Todo sobre el Audi Q3

Lecturas recomendadas