Skip to main content

Noticia

Coches clásicos

¿Cuál era mejor, Citroën Saxo VTS o Renault Clio 16V?

Citroën Saxo VTS vs Renault Clio 16V
¿Cuál era mejor, Citroën Saxo VTS o el Renault Clio 16V? Hoy la comparativa va de clásicos que marcaron una época y a una generación completa de jóvenes conductores.

Estos dos utilitarios deportivos fueron todo un icono de masas a finales y comienzos del nuevo siglo, especialmente entre los jóvenes conductores que optaban a su primer coche en aquella época. Sus pequeñas dimensiones, su potente mecánica de gasolina y su peso contenido les han permitido convertirse en auténticas leyendas entre los fanáticos. Ahora bien, ¿cuál era mejor, el Citroën Saxo VTS o el Renault Clio 16V?

No te pierdas: ¿Cuál era mejor, Peugeot 205 GTI o Renault Clio Williams?

El Citroën, por marco temporal, fue la respuesta de la firma de los dos chevrones a un vehículo como el Renault, el cual gozaba de una próspera producción cuando éste llegó al mercado. Ambos se caracterizan por compartir atributos, como un potente motor de gasolina atmosférico, un peso ligero y unas sensaciones deportivas al volante. Sin embargo, hoy vamos a realizar una comparativa técnica entre ambos modelos para conocer cuál era mejor.

Citroën Saxo VTS

Producido entre 1995 y 2003, el Citroën Saxo fue un utilitario de segmento B muy popular en nuestro país. Como tal, contaba con una versión de alto rendimiento que recibía el apellido VTS característico de los coches más prestacionales de la marca en la época. Aunque fue originalmente presentado en el Salón de Ginebra de 1992, la producción no dio comienzo hasta tres años más tarde, mientras que en 1999 fue sometido a un primer restyling que le permitía asemejarse en imagen más a los modelos contemporáneos de la marca, como el Citroën Xsara el primer Citroën C5.

Citroën Saxo VTS

Presentaba una carrocería disponible tan solo en tres puertas con 3.737 mm de longitud, 1.620 mm de anchura y 1.360 mm de altura, así como una distancia entre ejes de 2.385 mm. Estas cotas le permitían contar con un maletero de 280 litros, aunque lo más destacado eran los tan solo 935 kilogramos de peso que registraba sobre la báscula. Obviamente, esta cifra tan baja permitía que las sensaciones al volante y el comportamiento de su motor fueran soberbios y muy cotizados como coche de rally.

El protagonista siempre fue el motor 1.6 litros de 16 válvulas atmosférico que impulsaba al Citroën Saxo VTS, una unidad que ofrecía 120 CV de potencia a 6.600 rpm y 145 Nm de par motor a 5.200 rpm. El bloque se asociaba a un cambio manual de cinco velocidades que canalizaba la potencia exclusivamente al tren delantera, con lo que conseguía pasar de cero a 100 km/h en 7,7 segundos, mientras que su velocidad máxima se situaba en los 205 km/h.

Renault Clio 16V

El caso del Renault Clio 16V se remonta a un episodio algo anterior. Presentado en el año 1990, la primera generación del Renault Clio llegaba para reemplazar generacionalmente al Renault 5, al igual que el Saxo con el Citroën AX. Estaba disponible en carrocería de tres y cinco puertas, mientras que fue sometido a dos restylings a lo largo de su fase de producción, en 1994 y 1996, mientras que tan solo dos años más tarde fue reemplazado por la segunda generación del modelo.

Renault Clio 16V

En este caso, la carrocería del Clio 16V presentaba unas medidas de 3.712 mm de longitud, 1.641 mm de anchura y 1.365 mm de altura, así como una distancia entre ejes de 2.472 mm que le permitía ofrecer un maletero de solo 255 litros de capacidad volumétrica. Sin embargo, al igual que en el Saxo VTS, el Clio ofrecía un peso de solo 975 kilogramos sobre la báscula, la clave principal de su éxito.

Este peso se asociaba a una potente mecánica de 1.8 litros y 16 válvulas con 135 CV de potencia a 6.500 rpm y un par motor de 158 Nm disponibles a 4.250 rpm. Estas cifras permitían que el Clio 16V alcanzara los 100 km/h desde parado en tan solo 7,8 segundos, mientras que su velocidad máxima se situaba en los 207 km/h. Al mismo tiempo, el motor trabajaba junto a una caja de cambios manual de cinco velocidades.

Vídeo: Prueba a fondo en vídeo: Renault Clio RS Trophy:

Conclusión

Ambos modelos disfrutaron de un gran éxito comercial protagonizado por jóvenes conductores que veían en su atractivo precio una oportunidad de tener un coche rápido y altamente prestacional. El Clio 16V fue el precursor en esta época, siguiendo la senda de modelos tan emblemáticos como el Renault 5 Turbo, mientras que también se ofrecía con una variante de 2.0 litros y 147 CV denominada Clio Williams. Mientras tanto, el Saxo VTS era un coche algo más moderno y que estuvo en activo hasta entrado el nuevo siglo. Por el contrario, el VTS era la versión tope de gama y estaba equipada con un motor claramente más pequeño y menos potente que el Renault.

Y además