Skip to main content

Noticia

La lección de un conductor de Uber a cinco policías

La lección de un conductor de Uber a cinco policías

Le dieron el alto pero lo hicieron tan mal que este conductor de Uber terminó por dar una lección magistral de leyes a los cinco policías que querían detenerle. Resultó que el chico era abogado y conocía mucho mejor sus derechos que los agentes de la autoridad que trataban de atemorizarle.

Le dieron el alto pero este conductor de Uber terminó por dar una lección a los cinco policías que querían detenerle.

Todo comienza cuando cinco agentes paran un coche que circula por una carretera de Carolina del Norte, EEUU. Al volante va Jesse Bright, abogado de profesión de lunes a viernes y conductor de Uber los fines de semana.

Culpa a Uber de su divorcio y le pide 45 millones de euros

Cuando para el motor y baja la ventanilla para atender a los agentes, el chico pone en marcha una cámara para grabar lo que estaba sucediendo. A uno de los policías no le gusta que filmen su trabajo por lo que le pide que detenga la grabación; pero Bright dice que va a dejar la cámara en funcionamiento porque "está en su derecho".

La conversación sube entonces de tono hasta el punto de que el agente lega a llamar "imbécil" al conductor a la vez que le dice "espero que conozcas la ley". 

Es en ese momento cuando Jesse desvela su profesión: "conozco la ley, soy abogado", le dice. Pero la respuesta en lugar de calmar los ánimos envalentona al policía que no entiende que un conductor de Uber pueda dedicarse a otros trabajos.

Llega otra amenaza: si no para la grabación se lo llevarán detenido. "¿Bajo qué ley"? pregunta el abogado y conductor de Uber.

"Bajo una nueva reglamentación que acaba de ser aprobada", dice el policía con sorna.

La grabación contínua...

[yb:https://www.youtube.com/watch?v=-UQKkYWDUQ4]

Pasado el episodio, Jesse Bright dice que no ha recibido disculpas por lo sucedido. 

Los policías explican que le dieron el alto porque había llevado aun pasajero que estaba siendo investigado por tráfico de drogas.

Bright mantiene que grabar y fotografiar a los policías mientras trabajan es legal en Carlona del Norte. El departamento de Policía de la ciudad de Wilmington ha emitido un comunicado a través de su perfil de Facebook en el que le dan la razón y admiten que fotografiar y filmar a los oficiales es un derecho de la ciudadanía.

Fuente: Actualidad.rt