Noticia

Coche de Google que conduce solo tendrá volante y pedales

Coche de Google que conduce solo tendrá volante y pedales

Noelia López

24/08/2014 - 11:09

El coche de Google que conduce de forma completamente autónoma está dirigido por un ordenador que cuenta con la ayuda de sensores láser que ofrecen un visión periférica (360º) alrededor del vehículo. No necesita, por tanto, ni volante, ni pedales; sin embargo, el gigante informático ha anunciado que sí los llevará pues es la única forma de seguir con las pruebas que está realizando en California.

El coche de Google conduce de forma 100% autónoma –sin ningún tipo de intervención del conductor-, guiado por una serie de sensores láser que ofrecen una versión periférica de 360º. Para su funcionamiento únicamente basta con que el pasajero introduzca su destino final en una aplicación para móvil. El resto de elementos imprescindibles para la conducción manual son, por tanto, innecesarios; sin embargo, el coche de Google que conduce solo montará finalmente volante y pedales.

Ninguno de los dos elementos estaba contemplado en el proyecto inicial. Es más, ni siquiera están en el prototipo que actualmente circula en fase de pruebas, pero su instalación se ha vuelto imprescindible si Google quiere seguir avanzando en sus ensayos en California. Según publica el diario The Wall Street Journal, California acaba de reformar las normas que regulan la circulación de vehículos a motor por sus carreteras y ahora deja claro que los coches autónomos deben montar volante y pedales de freno y aceleración para que el conductor pueda tomar "el control físico inmediato" en caso necesario.

Cierto es que el gigante informático podía continuar sus pruebas fuera de California sin necesidad de modificar su coche autónomo, pero parece que los cambios no les han parecido mal. "Con estas adiciones, nuestros conductores podrán probar de manera segura todas las funciones de los coches autónomos y tener al mismo tiempo la posibilidad de tomar el control en caso necesario", han asegurado.

Hace tiempo, el director del proyecto de vehículo autónomo de Google, Chris Urmson, dijo que garantizar un modelo de coche seguro era la prioridad de la compañía en el desarrollo de sus prototipos. "Los vehículos serán muy básicos -queremos aprender de ellos y adaptarlos tan rápido como sea posible- pero te llevarán adonde quieras ir pulsando simplemente un botón", apuntó Urmson.  

"Más del 90 % de los accidentes son causados por errores humanos, así que la buena noticia es que la seguridad es un campo en el que todavía podemos intervenir. La tecnología puede ser la solución", ha apuntado Urmson, que ha reiterado varias veces que la premisa de Google es clara: la seguridad en la carretera.

Para el director del proyecto de vehículo autónomo de Google, estos coches parten con ventajas respecto a los que se conducen de forma convencional, puesto que, además de "eliminar el factor humano" (cansancio, distracciones, etc.), disponen de una capacidad de captación de señales externas muy superior a la de un ser humano.

Cómo es el coche de Google sin conductor

Este coche de Google sin conductor es un biplaza eléctrico que ha prescindido de elementos innecesarios, por lo que carece equipo de música, guantera y asiento trasero. De hecho, hasta que monte el volante y los pedales sólo dispone de un botón de arranque y otro de parada de emergencia, además de una pantalla que muestra la ruta.  

coche google sin conductor

Una simplicidad que también está presente a la hora de hablar de sus prestaciones (40 km/h de velocidad máxima) y estética (como puedes ver tanto en la imagen como en el vídeo, el diseño no es la parte fuerte del prototipo de Google). Para hacer frente a posibles problemas de seguridad, y junto a su reducida velocidad máxima, la parte delantera del nuevo coche de Google está realizada con un material esponjoso y el parabrisas delantero es flexible para evitar problemas en caso de colisionar con peatones o bicicletas. Asimismo, el vehículo dispone de dos sistemas de dirección y frenado. En caso de que uno falle, se activa automáticamente el de repuesto.


Por otro lado, el diseño del coche sin conductor de Google tiene una finalidad: eliminar ángulos muertos y obtener una visión periférica de 360 grados alrededor del coche. Según Google, sus coches sin conductor no han registrado ningún accidente en todos los kilómetros recorridos hasta la fecha mientras el vehículo se ha conducido automáticamente.

Por el momento, Google no prevé que los coches respondan a órdenes verbales, aunque esta es una opción ya disponible en otros productos de la empresa como Google Maps, por lo que, en palabras de Urmson, "es una posibilidad que no descartamos para el coche autónomo".

Como comentaba al principio, el proyecto de Google de crear un coche que conduzca solo no es una novedad. Anteriormente, la compañía ha realizado numerosas pruebas en modelos de las marcas Toyota y Lexus –en los que incluso invitó hace tan sólo unos días a un grupo de periodistas a dar una vuelta–. Inicialmente, su flota costaba de Toyota Prius y, desde 2012, versiones modificadas del Lexus RX 450.

De momento, parece que no está previsto que el coche de Google salga a la venta, ya que la compañía está buscando socios que den un poco más de 'glamour' al proyecto. Mientras tanto, Google está planeando la construcción de unos 100 prototipos del coche que conduce solo, unidades que empezarán a probarse este verano. En el caso de que "todo vaya bien", Google tiene previsto llevar a cabo un programa piloto en California durante los próximos años (esta es una de las razones por las que ha aceptado montar volante y pedales). "Todavía nos queda un largo camino por recorrer. Primero, probaremos los vehículos en circuitos cerrados este mismo verano, y por calles urbanas a finales de año", ha explicado Urmson.

Junto a Google, muchos fabricantes están buscando ahora dar el salto al coche que conduce solo. Volvo anunció recientemente que planea poner 100 coches autónomos en las carreteras de su ciudad narval, Gotemburgo, en 2017. Mercedes puso en la carretera un Mercedes Clase S 500 Intelligent Drive que rodó 100 km. Nissan también ha anunciado que su coche autónomo estará listo para 2020. La misma fecha que se ha planteado GM.


El coche de Google sin conductor ya circula por Nevada

Hace un tiempo os contábamos que el coche de Google ya circulaba legalmente por Nevada, pero la cosa va más allá. El coche sin conductor de Google ya circula por ciudad, concretamente por las calles de Mountain View (California, EEUU) donde el gigante tecnológico tiene su sede. Aquí puedes ver un vídeo que demuestra como este coche autónomo puede prestar atención a distintos objetos a la vez, como ciclistas, peatones, autobuses o una señal de 'Stop'. 


En palabras de Chris Urmson, el director del proyecto de coche sin conductor, "una milla de conducción por ciudad es mucho más compleja que una milla de conducción por autopista, con cientos de objetos diferentes moviéndose en base a distintas reglas y en una área pequeña". De esta manera, ha destacado que el vehículo sin conductor "puede prestar atención a todas estas cosas sin jamás cansarse o distraerse". 

Desde que comenzó el proyecto en 2009, aunque tiene la vista puesta en el largo plazo, los 24 Lexus RX 450h han registrado en mapas 3D hasta 1.126.000 km (700.000 millas), hasta ahora fundamentalmente en autopistas y carreteras. De hecho, Google probó su coche con un invidente.

Pero, ¿cómo funcionan estos vehículos inteligentes? Se basan en un sistema de probabilidades: cuando, por ejemplo, el coche llega a una intersección con varias indicaciones de 'Stop', el aparato reconoce la situación (previamente registrada por los ingenieros de Google) y calcula cuántas posibilidades diferentes hay, para preparar así una respuesta para cada una de ellas.

En este caso, el coche contemplaría varias posibilidades: que el resto de vehículos se detengan y le cedan el paso, que se detengan e inmediatamente prosigan la marcha, o incluso que no se detengan.

"Lo que parece caótico y arbitrario en una calle de ciudad para el ojo humano resulta bastante predecible para un ordenador. Hemos elaborado modelos de software en base a miles de situaciones diferentes que van desde lo habitual (un coche que se para frente a un semáforo en rojo) a lo menos habitual (un coche que no respeta un semáforo en rojo)", ha explicado Urmson.

Hasta el momento, y según Google, sus coches sin conductor no han registrado ningún accidente mientras el vehículo se ha conducido automáticamente. Pese a todo, el director del proyecto ha reconocido que aún quedan muchos problemas por resolver y que, entre otras cosas, aún les queda por recorrer muchas calles de Mountain View antes de empezar a circular por otros núcleos urbanos.

Además, de salir adelante, el coche sin conductor de Google también deberá encontrar un encaje en el actual código de circulación, que en ningún caso contempla la posibilidad de vehículos no vayan pilotados. La instalación del volante y los pedales es, por tanto, un paso más para conseguir su legalización.

Fuente: ComputerHoy, Agencia EFE y AutoNews.

También puede interesarte: 

- El 25% se compraría un coche de Apple o Google

- iCar, el coche de Apple que Steve Jobs no llegó a crear

- Google podría poner anuncios en tu salpicadero

- Guerra entre Google, Apple y Microsoft en el automóvil

- Visita museos de coches con StreetView con Google Maps

- El coche de Google Maps, abandonado en la India

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Noelia López

Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees

Buscador de coches