Skip to main content

Noticia

Chevrolet Corvette C8: ahora con motor central y hasta 495 CV

Chevrolet Corvette C8
Cambios de gran calado.

Llevamos meses (de hecho, incluso un par de años) esperando la llegada del Chevrolet Corvette C8, la nueva generación del superdeportivo americano, ya no por ser un nuevo Vette (que también) si no porque reinterpreta su concepto de manera radical con la decisión de llevar su motor de la zona delantera del vehículo a una posición central.

VÍDEO: Chevrolet Corvette C8, todos los detalles y especificaciones

Sin duda es una decisión arriesgada que tendrá no pocos detractores, pero Chevrolet ha decidido avanzar en esta dirección y ya lo sabemos todo sobre esta nueva generación, que su versión básica, la que se ha presentado, recibe el nombre de Corvette Stingray.

El diseño del nuevo Chevrolet Corvette resulta familiar pero cuenta con modificaciones obvias y completamente lógicas debido a su nueva arquitectura. El frontal es claramente reconocible, con afilados grupos ópticos, anchas tomas de aire y, eso sí, un capó más bajo ya que no tiene que alojar ningún motor. En la vista lateral llaman poderosamente la atención las enormes entradas de aire que dan lugar a los voluminosos pasos de rueda traseros, pero también hay que reseñar las llantas, de 19 pulgadas delante y de 20 detrás, así como el techo tipo targa. La zaga es, posiblemente, la zona más interesante, puesto que deja ver el motor a través del cristal posterior, pero también por lo angulosa que es, con unos anchos faros, dos salida de aire justo debajo y un difusor que acoge dos salidas de escape dobles.

Probamos el Chevrolet Corvette Carbon Edition 65

En el habitáculo el salto de calidad es notable, mejorando el tacto de la mayoría de sus superficies, que reniegan por fin del plástico y optan en la mayor parte de los casos por estar forradas en piel. El volante está achatado tanto en el extremo superior como en el inferior, tanto el cuadro de instrumentos (12 pulgadas) como la consola central son 100% digitales y una voluminosa columna central separa al conductor del copiloto.

Dentro del Chevrolet Corvette C8 destacan aspectos como los tres tipos de asientos a elegir, los seis ambientes disponibles, el sistema de sonido BOSE de 10 altavoces (de 14 en opción), las molduras de aluminio y fibra de carbono, y tecnologías como el cargador inalámbrico de smartphones o el sistema de reconocimiento de voz.

Esta variante, que servirá de base para un gama más extensa y con opciones más potentes que llegará en el futuro, utiliza un propulsor 6.2 V8 atmosférico que entrega 490 CV de potencia y 630 Nm de par máximo. De serie se combina con una caja de cambios automática de 8 relaciones, pero opcionalmente está disponible como manual, y es tracción trasera.

Missing media.

También se podrá instalar el Z51 Performance Pack que aumenta la potencia hasta los 495 CV y el par a 637 Nm, mejorando su aceleración de 0 a 100 km/h a un tiempo inferior a los tres segundos. No son las únicas que mejoras que trae consigo: incorpora neumáticos Michelin Pilot Sport 4S en lugar de los Michelin Pilot Sport ALS de serie, y aumenta el tamaño de los discos de freno hasta los 345 mm delante y 350 mm detrás, cuando de fábrica miden 321 y 339 mm respectivamente.

Lo que es común a ambas versiones del Corvette C8 es la suspensión con amortiguadores magnetoreológicos Magnetic Ride con ocho modos de configuración, entre ellos uno que levanta el coche en 40 mm para evitar posibles daños, algo que se activa mediante un botón y permite realizar la operación en 2,8 segundos a velocidades de hasta 39 km/h.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además