Skip to main content

Noticia

Vídeo: de tanto quemar rueda, provoca un incendio

Vídeo: de tanto quemar rueda, provoca un incendio

El arte de hacer 'burnouts' o, lo que es lo mismo, quemar rueda parado en el sitio, es algo bastante fácil. Pero hay que tener cuidado, porque también es muy fácil que la gracia acabe en incendio si no tienes algo de mesura con la brabuconada. ¡Atento al vídeo!

¿Alguna vez has hecho un 'burnout'? Es esa práctica, también conocida como 'quemar rueda' en español, que consiste en hacer girar las ruedas manteniendo al coche estático en el lugar, lo que requiere, a la fuerza, el uso de los frenos... Y, obviamente, genera mucho calor y puede acabar en incendio, como en este caso.

Si quieres quemar rueda con un tracción delantera, basta con tirar del freno de mano, acelerar fuerte y soltar el embrague; perom si se trata de un coche de propulsión, la cosa cambia. Hay que mantener el gas sin miedo mientras con el otro pie frenas ligeramente; lo suficiente como para que el coche se quede quieto, pero lo justo como para que la fuerza de frenado en las ruedas traseras no supere al par que estás generando con el acelerador, por lo que los frenos posteriores empiezan a calentarse inexorablemente y, si no paras a tiempo, la cosa se pone tan calentita, que puede acabar con el incendio de las pastillas traseras. Atento.

Bueno, si ya sabes más o menos cómo se hace un 'burnout' y qué es lo que tienes que hacer para no acabar envuelto en llamas, ahora puedes echarle un vistazo a eso del arte de hacer 'donuts'. Aunque, claro, tampoco hace falta hacer un máster para conseguirlo... De hecho, nada que no puedas dominar en cosa de minuto y medio, como esta chica de 20 años: enseña a su hija a 'quemar rueda' con un Corvette. Pero ten cuidado, o acabarás descubriendo por qué no hay que quemar rueda en cualquier lado.

Fuente: WCF.

Lecturas recomendadas