Skip to main content

Noticia

El BMW M5 Competition llega con 625 CV de potencia

BMW M5 Competition

Y mucho más preciso.

Para los que piensan que las berlinas no pueden ser deportivas, el BMW M5 ha supuesto un ‘zas en toda la boca’ de manual, pero no contenta con ello la marca alemana ha llevado el modelo a un nuevo nivel con el BMW M5 Competition, versión que afina tanto su potencia como su precisión en la conducción.

No te pierdas: Salón de París 2018

VÍDEO: BMW M5 2018, tal y como te lo puedes comprar

Puestas ambas versiones una al lado de la otra cuesta distinguirlas, y es que los añadidos estéticos de esta última son escasos y bastante sutiles. Lo primordial ha sido un oscurecimiento conseguido gracias a la presencia de múltiples elementos en negro: alerón, carcasas de los retrovisores, branquias, parrilla delantera y sistema de escape M Sport. El conjunto lo redondean los logos específicos de esta variante y las llantas de 20 pulgadas y diseño exclusivo.

Estrella su BMW M5 First Edition, solo quedan 399

Pero por dentro del BMW M5 Competition esconde mejoras bastante interesantes. Su motor 4.4 V8 biturbo pasa de los 600 a los 625 CV de potencia y su 750 Nm de par máximo están disponibles entre las 1.800 y las 5.800 rpm, lo que supone ampliar su rango de utilización en 200 vueltas. Continúa asociado a la caja de cambios Steptronic de ocho marchas y a la tracción integral xDrive (que permite modo de tracción trasera) con diferencial trasero activo M. Con dicha configuración consigue pasar de 0 a 100 km/h en 3,3 segundos y de 0 a 200 km/h en 10,8 segundos, lo que supone una mejora de una y tres décimas respectivamente sobre los tiempos del M5 normal.

Y no solo se ha potenciado el propulsor, también cambia su soporte y sus muelles, más rígidos, lo que ayuda a mejorar la precisión en las curvas. Si a esto se le suma una caída mayor de las ruedas delanteras, que permite una mayor absorción de las fuerzas laterales, el comportamiento está mucho más optimizado. De hecho es un área en el que se ha hecho especial hincapié como demuestra la suspensión rebajada en 7 milímetros, los amortiguadores con una rigidez un 10% mayor o que en el eje trasero se hayan sustituido los silent blocks por rótulas.

Todo sobre el BMW M5

Lecturas recomendadas

Y además