Noticia

BMW M3 GTS: un aluvión de sensaciones “M”

Redacción Auto Bild

13/05/2010 - 18:10

Un buen aficionado a los coches sabe que un M3 es una cosa bastante seria. Los responsables de BMW han ido un paso más allá con la versión GTS, que recoge las décadas de experiencia que tiene la marca en el desarrollo de vehículos de carreras y de altas prestaciones.

La historia del BMW M3 inicia un nuevo capítulo con la versión GTS, que celebrará en breve su debut en la carretera y sobre los circuitos. El acabado más potente del superdeportivo alemán (450 CV), cuya transmisión y suspensiones se han puesto a punto específicamente para las pistas, pasa de 0 a 100 en 4,4 segundos y alcanza una velocidad máxima de 305 km/h.

Este vehículo cuenta con el motor V8 desarrollado en exclusiva para el M3 -un modelo que está jugando un papel crucial en el regreso de la marca al Campeonato Alemán de Turismos- por la división “M” del fabricante, que lo creó con características orientadas a la competición. En el GTS, esta mecánica es más potente, tiene más cilindrada (4.361 cc, en lugar de 3.999 cc), una cámara de combustión mayor y más par: pasa de 400 a 440 Nm, disponibles desde las 3.750 vueltas.

La transmisión M Drivelogic de doble embrague y siete velocidades permite el cambio de marcha sin interrumpir la tracción, con el fin de que la aceleración sea extremadamente dinámica (es decir, también se ha realizado pensado en las carreras). Esta caja de cambios ha sido puesta a punto específicamente para el GTS, con el fin de adaptarse al propulsor.

Asimismo, la tecnología empleada en la suspensión deriva de la utilizada en los circuitos: la altura puede cambiar (16 mm en el tren delantero y 12 en el trasero) para ajustarse a la conducción en un trazado. El sistema de frenos de alto rendimiento posee pinzas de seis pistones en las ruedas anteriores y de cuatro en las posteriores. Además, los discos son de mayor diámetro que en el M3.

No podía dejarse de lado la intervención del control de estabilidad (que engloba el ABS y el “M Dynamic Mode”), bastante permisivo e indulgente con este BMW.

Exteriormente, el GTS se reconoce por su carrocería de color naranja y sus llantas de 19 pulgadas en negro mate, el mismo tono que exhiben la parrilla y las aplicaciones en el techo. Para rebajar el peso, se ha empleado el policarbonato en las ventanillas laterales traseras y en la luneta posterior, se ha prescindido de los asientos traseros y se ha utilizado un sistema de escape con silenciadores de titanio. La aerodinámica también se ha cuidado, por lo que la posición de los alerones delantero y trasero puede variar según las características de la pista. De hecho, el ensamblaje de la zaga se ha basado en el del 320si que compite en el Mundial de Turismos.

En el interior, los bacquet, las aplicaciones en carbono y el tejido Alcántara reciben al conductor, que pronto dirigirá su atención a las barras antivuelco que hay detrás del pilar B (opcionalmente, pueden extenderse a todo el habitáculo). El GTS tiene anclajes para montar arneses de seis puntos.

En Alemania, el BMW M3 GTS estará a la venta en julio, a un precio de 136.850 euros.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Redacción

Redacción Auto Bild

Redacción Auto Bild

-

Todo sobre BMW

BMW

Buscador de coches