Noticia

BMW M2 vs Audi RS3: enfrentamiento a muerte con claro vencedor

BMW M2
Jorge Morillo

Elegir entre un BMW M2 Coupé y un Audi RS3 no es nada sencillo, aunque si los comparas como ha hecho la gente de Carfection, el ganador está bastante claro. Eso sí, no creo que ninguno de nosotros le hiciese ascos a quedarse en propiedad con el perdedor de estre enfrentamiento.

Con el permiso del Mercedes-AMG A45, los BMW M2 y Audi RS3 son los auténticos reyes en lo que a compactos deportivos 'premium' se refiere. Ambos alemanes, ambos con un comportamiento dinámico de lo más radical y ambos sobrados de caballos. ¿Con cuál te quedarías? Seguramente sería como pedirte que eligieras entre papá y mamá. Salvo que seas uno de los integrantes de Carfection y te veas obligado a ello claro.

Desde este canal de Youtube nos llega la comparativa de estos dos modelos, cuyo resultado, más claro de lo que a priori parece, puedes comprobar sobre estas líneas. No obstante, lo que no hay que obviar es que el que consideres a uno sobre el otro va a depender más de qué tipo de coche prefieres. Sí, ambos se parecen mucho como te hemos dicho, pero también son dos formas muy diferentes de entender lo que debe ser un deportivo compacto. Radicalidad por encima de todo en el caso del de BMW y una mayor versatilidad si se trata del de Audi.

No te pierdas: El BMW M2 Gran Coupé llegará en 2019

Refrescando un poco nuestras memorias, vemos que el Audi RS3 dispone de un motor de 2,5 litros y cinco cilindros que entrega hasta 400 CV de potencia, lo que le permite marcar una aceleración de 0 a 100 km/h en tan solo 4,1 segundos. Todo este torrente de fuerza llega al suelo a través de un sistema de tracción total, además de una transmisión de doble embrague y siete velocidades que aparece como la única opción en este aspecto.

Por su parte, el BMW M2 radicaliza su carácter con detalles que van más allá de su motor, un poderoso 3 litros de seis cilindros en línea con 370 CV de potencia. Sí, puede que acelere de 0 a 100 km/h en 2 décimas de segundo más que su rival, pero su sistema de propulsión trasera es solo apto para manos curtidas. Además, encontramos la opción de equipar un cambio manual de seis velocidades o uno automático de doble embrague de siete.

Dicho todo esto, y metiéndonos ya en detalles de la comparativa que ha inspirado este artículo, vemos que el Audi RS3 ofrece un comportamiento más civilizado, especialmente en condiciones de carretera húmeda. Por su parte, el BMW M2 es, literalmente un coche de carreras matriculable. Sí, ambos son impresionantes, pero la elección entre uno y otro está más clara de lo que a priori parece. Lo bueno es que ésta depende exclusivamente de ti y de lo que busques...