Skip to main content

Noticia

El BMW 1M Coupé que suena como una ametralladora, ¡existe!

BMW 1M Coupé

Por las calles de Mónaco ha sido avistado uno de los BMW 1M Coupé más espectaculares de siempre, al menos en lo que a su sonido se refiere, pues los petardeos que salen por sus tubos de escape son más similares a los de una ametralladora que a otra cosa. Los vecinos, encantados, claro.

Todos aquellos que seáis aficionados a los coches deportivos, tendréis al BMW 1M Coupé entre vuestros modelos favoritos. Normal, y es que no puede ser de otra forma con un coche que nació con el objetivo de recuperar el espíritu que tuvo la primera generación del BMW M3, la E30. ¿Y por qué está de nuevo de actualidad? Porque ha sido avistado en Mónaco -dónde si no- una de las unidades más llamativas que se recuerdan. O al menos, más sonoras.

Nuestro consejo es que reproduzcas el vídeo que acompaña a estas líneas a un volumen moderado, porque si no tus vecinos pueden asustarse pensando que están en medio de un tiroteo. Porque sí, amigos, la preparación que se ha llevado a cabo sobre el predecesor del BMW M2 Coupé incluye un sistema de escape cuyos petardeos son más propios de una ametralladora que del motor de un coche.

No te pierdas: Probamos el BMW M5

No tenemos muchos más datos acerca de lo que guarda bajo el capó este BMW 1M Coupé tan especial, aunque si no hubiese sido retocado tampoco pasaba nada. Recordemos que estamos ante un vehículo del que tan solo se produjeron 6.309 unidades, cada una de ellas equipadas con un motor de 6 clindros en línea, 3 litros y turboalimentado, cuya potencia se disparaba hasta 340 CV. Su par máximo tampoco se quedaba a trás, anunciando 450 Nm. Todo ello daba como resultado una aceleración de 0 a 100 km/h en tan solo 4,9 segundos, además de una velocidad máxima que, limitada electrónicamente, alcanzaba los 250 km/h.

Donde sí podemos asegurar que hay cambios -saltan a la vista- es en el exterior de este BMW 1M Coupé tan ruidoso. Matriculado en Suiza, hablamos de un deportivo que luce un kit de carrocería más agresivo si cabe que el original, además de unas llantas de nuevo diseño en color negro. Todo ello llama la atención, sí, pero nada como su sonido. ¿Os acordáis de los Grupo B del mundo de los rallys? Es otra interesante comparación, tan o más chocante que la de la ametralladora.