Prueba

Prueba: BMW M5 2017. Se supera una vez más

Prueba del BMW M5 2017

9

Redacción Auto Bild

12/05/2017 - 10:09

¿Es esta la berlina más deportiva de su categoría?

La sexta generación del BMW M5 llega con tracción integral y 600 CV. Es, además, el segundo modelo M5 con motor turboalimentado. El par máximo de este coche sube hasta los 750 Nm. No suena mal sobre el papel, ¿y al volante? Ya lo hemos conducido. Prueba: BMW M5 2017. Se supera una vez más. 

La potencia máxima la entrega entre 1.800 y 5.600 vueltas. Para el incremento respecto al modelos anterior, monta un nuevo turbo, un sistema de refrigeración optimizado y una presión elevada hasta los 350 bares. También estrena un sistema de lubricación a base de bomba variable, desarrollado y probado en circuito. El escape y las mariposas se han modificado en el BMW M5 2017.

VÍDEO: Así es el nuevo BMW M5 en acción

Gracias a la tracción integral M xDrive y el cambio de ocho relaciones M Steptronic, para el 0 a 100 km/h solo invierte 3,4 segundos. Con ello, esta generación F90 es 0,9 segundos más rápida que la anterior. Para alcanzar los 200 km/h solo necesita 11,1 segundos, y la velocidad punta está limitada electrónicamente a 250 km/h, si bien, con el paquete M Drivers esta limitación se suprime y llega hasta los 305.

También cambia por fuera Para que este tope de gama se diferencie bien del Serie 5 normal con paquete M, BMW instala entradas de aire más grandes en el frontal. Esto no solo tiene razones ópticas, sino que cumple una función: más aire fresco para los frenos y el refrigerador del compresor. Otras diferencias son una vías más grandes, el típico difusor M para la zaga, nuevo espoiler de bajos y los espejos tipo M. Los flancos delanteros y el capó son de aluminio, para aligerar peso. Una novedad es el techo en fibra de carbono, con el que ahorra unos 15 kilos.

La tracción integral es, después de la adopción del turbo en la anterior generación, la mayor innovación en la historia del M5. Y busca claramente competir con AMG y Audi Sport, que hace tiempo la implantan en sus modelos. Es la primera vez que el sistema M xDrive se monta en una berlina, y funciona como sigue: el M5 arranca siempre en modo tracción integral, que prioriza al eje posterior. En modo M Dynamic rueda siempre con el programa 4WD, que proyecta la fuerza a las cuatro ruedas. Para circuito, el DSC se puede regular en tres niveles. Así, esta berlina de 600 CV muta en propulsión trasera, ideal para driftar a placer.

¡Arrancamos!

Conducir el nuevo BMW M5 es rodar con sorprendente aplomo, gracias a su tecnología 4WD. Una centralita electrónica controla el diferencial con bloqueo y los sistemas ABS/ASR/DSC. Los 600 CV se pueden llevar al límite en perfecta armonía con un control y un margen de seguridad abrumadores.

Prueba: BMW M5 2017
Prueba: BMW M5 2017

Pero sus facultades deportivas las demuestra con el DSC apagado. Este sistema permite programarse en tres niveles: en 4WD permite jugar levemente con la zaga; en 4WD Plus, un poco más; y en 2WD puedo quemar goma a placer. Por otro lado, puedo calibrar la dirección, el chasis y la respuesta del motor en tres modos: Efficient, Sport y Sport Plus. También puedo variar en otros tres niveles la rapidez de las inserciones del cambio. En el modo manual, el anillo del cuentavueltas se ilumina en rojo cada vez que llego al límite. Tranquilo, porque hay margen: no se alumbra hasta alcanzar las 7.300 revoluciones.

Este BMW es dos coches en uno: por un lado, es un viajero aplomado, capaz de tomar las curvas con un agarre espectacular. Pero no busques el máximo confort, porque en este caso, no pasa de correcto. Este coche brilla, donde brillan las creaciones de Múnich: el 'handling' y agilidad sientan nuevas referencias, el V8 tiene un empuje espectacular, los frenos detienen con absoluta potencia sin rechistar ni quejarse por el uso continuado. La dirección es increíblemente rápida y comunicativa, y enlazar curvas por carreteras de montaña es coser y cantar, al tiempo que una experiencia colosal. El BMW M5, una vez más, se supera en esta nueva generación.

Conclusión

Lo mejor

Comportamiento deportivo, tracción integral inteligente, dirección, frenos.

Lo peor

Le falta algo de confort en viajes largos. Precio elevado.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Redacción

Redacción Auto Bild

Redacción Auto Bild

-

BMW Serie 5 M550i xDrive
  • Tipo de Motor

    Normal

  • Cilindrada

    4.395 cc

  • Par motor

    650 Nm /1.800 rpm

  • Potencia

    462 cv /5.500 rpm

  • Cambio

    Automático

  • Tracción

    Integral

  • Capacidad maletero

    0 L

  • Aceleración 0-100

    4,0 s

  • Velocidad máxima

    250 km/h

  • Consumo oficial

    12,7/6,8/8,9 l/100km

  • Precio

    102.500

  • Garantía

    3 Años

  • Tipo de combustible

    -

Ver otros acabados de BMW Serie 5 Todo sobre BMW Serie 5

Buscador de coches