Skip to main content

Noticia

Motor

Black Bowmore DB5 1964: el whisky de Aston Martin que cuesta 50.000 libras

Black Bowmore DB5 1964
Sólo 25 botellas.

Cuando eres Aston Martin, nada de lo que hagas es normal: si desarrollas un SUV, es lo más lujoso posible; si creas un deportivo, es elegante y prestacional; y si vas a fabricar un whisky, te alías con una marca destacada dentro de su sector y das a luz a una bebida que cuesta 50.000 libras (55.000 euros) y de la que sólo se han a producir 25 unidades. Es exactamente lo que es el Black Bowmore DB5 1964, cuyas entregas (parece que hablemos de coches) tendrán lugar en otoño.

VÍDEO: ¿Habías visto algo así antes? Es el sistema de infoentretenimiento de Aston Martin Vantage

Ambas compañías han elegido la fecha de 1964 porque supuso un punto especial en sus respectivas historias. La que más conocemos por nuestro sector es la de Aston Martin, que en dicho año presentó el DB5, un modelo mítico del que David Brown alabó su carácter esencial y su versatilidad para funcionar perfectamente en todas las condiciones.

Sin embargo, para Bowmore también fue especial, puesto que reemplazó sus calderas de carbón por otras de vapor y fue el año en el que el Black Bowmore se destiló por primera vez, comenzando un camino que le ha llevado en la actualidad a ser uno de los maltas más exclusivos del mundo (6.000 botellas producidas desde 1.993).

Si la bebida ya tiene pedigrí, se ha buscado que todo lo que la rodea también lo tenga: las botellas han sido creadas por el especialista en vidrio Glasstorm, con más de 50 años de historia, y cada una ha tardado una semana en fabricarse; mientras que la caja está chapada en níquel, las bisagras de latón están hechas a medidas y cuenta con piel de becerro.

Es normal que ambas firmas estén contentas con el resultado. David Turner, gerente de la destilería en Bowmore, ha declarado: “Representa una fecha significativa en la historia moderna de la destilería. No sólo un momento clave en la forma en que destilamos nuestro espíritu, sino que, tal vez, sea más significativo, ya que este mismo espíritu fue el que creó el Black Bowmore. Estos momentos definitorios son fundamentales para la historia de Bowmore. Esta colaboración con Aston Martin nos ha permitido una vez más mostrar este icónico malta de la forma más increíble”.

Marek Reichman, vicepresidente ejecutivo y director creativo de Aston Martin Lagonda, apunta: “Esta nueva y emocionante asociación con Bowmore nos brinda la oportunidad perfecta para celebrar una parte vital de nuestra estrellada historia, combinando el atractivo sin igual del icónico DB5 con los sabores cultos de esta malta única de renombre mundial”.

Etiquetas:

alcohol

Y además