Skip to main content

Noticia

Motor

Audi Q4 e-tron: al volante de tu propio espacio eléctrico

Audi Q4 e-tron: un nuevo concepto de espacio y tecnología

Presentado el Audi Q4 e-tron: al volante de tu propio espacio eléctrico. Esto es lo que propone este SUV compacto, un interesante e innovador todocamino premium que quiere ir varios pasos más allá. 

Los SUV ya no son sólo eso. Y se han tenido que segmentar en muchos niveles, desde los crossover a los grandes SUV de lujo. Y la electrificación tampoco es suficiente, al parecer. Es el camino que han tomado todos los fabricantes, de una u otra manera y está claro que según las tendencias y las inversiones realizadas en la última década (en el orden que prefieras), lo cierto es que a corto y medio plazo, la baterías, los cables y las recargas ha llegado para quedarse. Por mucho, mucho tiempo. 

 VÍDEO: Prueba Audi Q4 e-tron, con 299 CV y más de 58.000 euros de SUV 100% eléctrico

 

Así que las marcas de coches, no sólo Audi, siguen explorando otros nichos, para para dotar a sus modelos de un carácter propio y configurar, de paso, su propio ADN. Y el nuevo Audi Q4 e-tron es un ejemplo de cómo ponerte al volante de tu propio espacio... eléctrico, solo o en compañía, para experimentar cosas distintas a lo que ya se ofrecía en catálogo propio o ajeno. ¿Cómo lograr esta promesa? El reto no era fácil, desde luego. Pero han querido...

Audi Q4 e-tron: un nuevo concepto de espacio y tecnología
  • Crear un coche eléctrico con el Audi Q4 como base y la plataforma MEB. 
  • Dotar a la carrocería de una habitabilidad sin precedentes
  • Incluir en él una gran cantidad de tecnología para ganar muchos enteros en seguridad y confort. 
  • Hacer que el conductor tenga mucho más 'poder' a los mandos, desde el nuevo volante multifunción a las pantallas disponibles y un control por voz muy mejorado al otro plato fuerte: un head up display enorme.  
  • Y todo ello, en un entorno mucho más agradable, en el que los nuevos diseños y materiales pretenden crear un ambiente tan práctico como refinado y sensual.   

Habitabilidad

La estructura de la plataforma MEB y la ausencia del túnel de transmisión y otros elementos mecánicos, el espacio disponible aumenta 'arriba', en un conjunto que mide 4.590 milímetros de largo, 1.865 milímetros de ancho y 1.613 de alto, el voladizo delantero mide sólo 86 centímetros, la distancia entre ejes alcanza los 2,76 metros... 

Esto se traduce en un volumen de carga mayor, desde los 25 litros disponibles sólo en huecos portaobjetos a un maletero de 520 litros. Plegando el respaldo trasero, dividido en proporción 40:20:40, pasa a ser de 1.490 litros (como opción, una red divisoria y paquete para su organización del maletero, que incluye una bandeja inferior que puede situarse en dos niveles.

Audi Q4 e-tron: un nuevo concepto de espacio y tecnología

Comodidad... ¡y seguridad!

La siguiente consecuencia de esta disposición es que la segunda fila es casi siete centímetros más elevada que en las plazas delanteras, por no hablar de la accesibilidad a todos los asientos, mediante puertas con un ángulo de apertura especialmente amplio

Nuevo Audi Q4 e-tron
Nuevo Audi Q4 e-tron

El asiento del conductor del Q4 e-tron dispone de un airbag que complementa a los latetales, para que ni este ni el copiloto impacten uno contra otro. Y Opcionalmente, los asientos, calefacción, reglajes eléctricos... y versión deportiva con reposacabezas visualmente
integrados, así como una tapicería con patrón de rombos. Todo, en negro, gris acero, marrón Santos o beige pergamino. Entre los nueve paquetes de equipamiento se incluye uno con costuras de contraste, además de la versión S Line (embellecedores de los umbrales de las puertas), el color de los elementos de contraste, el material de los reposabrazos y el tapizado del techos. Todos los paquetes interiores de equipamientos opcionales incluyen iluminación LED o, alternativamente, el paquete plus de iluminación ambiental multicolor.

Pero el plato fuerte son los nuevos sistemas de seguridad y control. Nada más sentarte, un nuevo volante de doble brazo, con un logo e-tron. retroiluminación, respuesta háptica al presionarlos... y en diferentes variantes. La versión superior dispone de levas para regular la recuperación de energía en retención, así como molduras en los brazos. El volante calefactable cuenta con un diseño plano en sus partes superior e inferior. 

Nuevo Audi Q4 e-tron

Todo se complementa con una pantalla MMI de hasta 29,5 cm (11,6 pulgadas) y uno de los aspectos más rompedores del Audi Q4 e-tron, para que de verdad te pongas al volante de tu propio espacio eléctrico: un Head-up display con realidad aumentada, disponible opcionalmente.

Audi Q4 e-tron: un nuevo concepto de espacio y tecnología

"Refleja información relevante en el parabrisas en dos niveles separados, la zona de estado y la sección de realidad aumentada (AR). La información relativa a algunos de los sistemas de asistencia a la conducción, las flechas de cambio de dirección del sistema de navegación, así como los puntos de inicio y de destino se superponen visualmente en el lugar correspondiente del mundo exterior real como contenido de la sección de realidad virtual, y se muestran de forma dinámica. Parecen estar flotando a una distancia física de unos diez metros respecto al conductor. Dependiendo de la situación, en algunos casos incluso se muestran con una anticipación considerable. El conductor puede interpretar rápidamente las indicaciones sin ser confundido o distraído por ellas, lo que resulta extremadamente útil en circunstancias de baja visibilidad", nos explican desde la marca.

Nuevo Audi Q4 e-tron
Nuevo Audi Q4 e-tron

El campo de visión para el contenido de realidad aumentada desde la perspectiva del conductor se corresponde con un espacio que tiene una diagonal de 178 cm (70 pulgadas). Por debajo se sitúa una ventana de campo próximo que integra la sección de estado. Muestra la velocidad y las señales de tráfico, así como los símbolos de los sistemas de asistencia y de navegación como signos estáticos que parecen flotar a unos tres metros por delante del conductor. El epicentro del sistema: la unidad de generación de imagen. El corazón técnico del head-up display con realidad aumentada es la unidad de generación de imagen (PGU), ubicada en el interior del panel de la instrumentación. Un display de cristal líquido (LCD) particularmente brillante dirige los rayos de luz que genera a espejos situados a dos niveles, y los componentes ópticos especiales separan los elementos", subrayan.

Así es el el Audi Q4 e-tron, un nuevo eléctrico, un 'más difícil todavía' en el competidísimo segmento de los SUV y de los eléctricos, para trazar su propio camino y, quién sabe, si también convertirse pronto en todo un referente en estos emergentes nichos de mercado. 

Y además