Noticia

Audi A8 Sport, un S8 diésel solo para Reino Unido

Audi A8 Sport, un S8 diésel solo para Reino Unido

Raúl Salinas

29/04/2015 - 11:03

El Audi A8 Sport es la reedición de la versión 'Sport Executive' del lujoso sedán de la marca de los aros en el mercado británico. Cuenta con un equipamiento exclusivo y una imagen exterior más deportiva, inspirada en la del Audi S8, pero a diferencia de este, bajo el capó encontramos dos eficientes motores diesel. Lo eficiente no quita lo imponente...

El Audi A8 Sport es una solución brillante para un problema muy común. Imagina que te encanta ese punto deportivo y algo 'macarra' del Audi S8, pero tu economía o tu estilo de vida, recorriendo largas distancias con el coche, no te permiten mantener un motor v8 de gasolina con más de 500 CV. En Reino Unido tienen la solución y personalmente me parece raro que Audi no quiera vender esta versión en el resto de mercados europeos. Estética deportiva, equipamiento generoso y un eficiente motor diésel de última generación: una combinación más que apetecible.

No te lo pierdas: Prueba Audi S8, ¡las apariencias engañan!

Pero vayamos paso a paso observando qué nos ofrece el Audi A8 Sport. Los principales cambios los encontramos en el exterior, especialmente en las grandes tomas de aire del nuevo paragolpes frontal. Los faldones laterales y el paragolpes trasero también se inspiran en el modelo más deportivo de la gama. La mirada de este A8 es mas poderosa y su sistema de iluminación también, ya que monta de serie los faros Matrix Led. Las llantas son de 19 pulgadas y dado su comportamiento más deportivo, pensado para ser conducido y no llevado, solamente está disponible en la versión de carrocería corta.

En el interior la principal novedad es un equipamiento algo más generoso, con elementos de serie como la tapicería de cuero Valcona, el sistema de navegación o un equipo de audio Bose de 600 vatios. Bajo el capó, dos mecánicas diésel. Como acceso a la gama, el motor V6 de tres litros y 262 CV, sin duda la opción más racional. Por otro lado, el gran V8 diésel con 4.2 litros y 385 CV, capaz de catapultar a este sedán de cero a cien en solamente 4,7 segundos. ¡Ahí es nada! ¿Quién dijo que eficiencia, imagen y prestaciones no pueden ir de la mano?

Lecturas recomendadas

Buscador de coches