Noticia

Detectan emisiones de CO2 excesivas en 30 coches

Detectan emisiones de CO2 excesivas en 30 coches

Ignacio de Haro

26/05/2016 - 16:20

El Ministerio de Transporte alemán ha anunciado que ha detectado emisiones de CO2 excesivas en 30 modelos de coches a raíz de la investigación puesta en marcha por el escándalo que afecta al grupo Volkswagen. No han querido detallar por ahora qué modelos concretos están afectados, pero sí que han anunciado que van a realizar más pruebas con esos 30 vehículos y que una vez completadas, publicarán los resultados.

No te pierdas: Alemania quiere prohibir los diésel en las ciudades en 2017

Como consecuencia del escándalo de emisiones de Volkswagen, el Ejecutivo alemán puso en marcha a finales del pasado año una investigación con la que querían comprobar si 53 modelos de coches de diferentes fabricantes, todos ellos equipados con motorizaciones diésel, realmente cumplían con las emisiones y consumos homologados por sus respectivas marcas. Ahora, unos meses después, ya tenemos los primeros resultados oficiales y… ¡sorpresa! Alemania ha detectado emisiones de CO2 excesivas en 30 modelos de coches del poco más de medio centenar de vehículos evaluados.

Así lo ha anunciado el Ministerio de Transporte alemán, que ha dicho que dado que 30 modelos de coches tienen emisiones de CO2 “inexplicablemente elevadas” con cifras muy por encima de los valores declarados oficialmente, van a realizar nuevas pruebas con estos vehículos. Entre los 52 automóviles investigados, hay vehículos de marcas alemanas, como Volkswagen, BMW, Mercedes u Opel, pero también hay otros fabricantes europeos (como Fiat) e incluso, japoneses, como Toyota.

La portavoz del KBA (Ministerio de Transporte alemán) Svenja Friedrich no ha querido detallar las marcas y modelos concretos que están afectados por haber producido emisiones de CO2 excesivas durante las pruebas. Para conocer cuáles son esos vehículos todavía tendremos que esperar un poco más, pues primero quieren realizar nuevos ensayos para, una vez tengan los resultados, hacer un anuncio oficial en el que presentarán el informe definitivo elaborado por la comisión ministerial.

En función de esos resultados y de confirmarse que efectivamente 30 modelos de coches producen más emisiones de CO2 de las que deberían, sus respectivos fabricantes podrían tener que hacer frente a importantes repercusiones económicas. Esto se debe a que el impuesto de circulación alemán está ligado directamente a las emisiones de CO2, por lo que cuanto más contamina un coche, más paga. Así, tal y como indica el medio germano Der Spiegel, serían los fabricantes los que deberían abonar la diferencia y señalan que la suma podría ascender a nada menos que 2.200 millones de euros.

Fuente: AutomotiveNews, Der Spiegel

Lecturas recomendadas

Ignacio de Haro

Colaborador

Apasionado del mundo de las cuatro ruedas.

Buscador de coches