Skip to main content

Noticia

Motos

Así fue el brutal accidente de Adrien Van Beveren en el Dakar 2020

piloto dakar 2020 tierra yamaha off-road
Unas imágenes que ponen los pelos de punta.

Todos los años, el Rally Dakar es el escenario de algunos de los accidentes más brutales de la temporada del motorsport sobre dos o cuatro ruedas. El accidente de Adrien Van Beveren es el primero de esta edición, pero te aseguro que pone los pelos de punta. Unir velocidad y un terreno desconocido y repleto de trampas no puede ser más arriesgado. Pero en eso consiste el Dakar: ¡una competición solo apta para valientes!

Te interesa: todos los pilotos de motos españoles del Dakar 2020

Y es que este accidente representa como pocos lo que significa el Rally Dakar en motos, un auténtico campo de minas donde cualquiera, en cualquier momento, puede sufrir un accidente como el de Van Beveren. Una piedra escondida en la arena, más de 100 km/h y adiós. Afortunadamente, el piloto francés lo puede contar, porque las imágenes ponen los pelos de punta.

 

 

 

 

En ellas se puede ver perfectamente como el francés de Yamaha estaba recorriendo una zona arenosa, a alta velocidad y seguido por el helicóptero de la organización, lo que todavía hace que el piloto se quiera venir arriba y demostrar su valentía frente a las cámaras. La zona parecía sin demasiados riesgos, pero si te relajas, el Dakar te puede machacar en cualquier décima de segundo.

Y eso es justo lo que pasó. Una gran roca escondida en la arena hizo que Van Beveren levantase ambas ruedas del suelo en un salto tan espectacular como inesperado. A esa velocidad, con ese terreno, y dado lo inesperado del asunto, la recepción no fue buena. El francés perdió el eje trasero y lo demás es un buen revolcón y un susto que seguro que no olvidará jamás.

La caída es lateral y golpea brutalmente el suelo. El piloto empieza a dar volteretas y termina sobre la arena a varios metros de distancia de su montura. El impacto es bestial. Afortunadamente, ninguna roca o piedra se interpone en su camino, por lo que el impacto se produce contra el suelo. ¿El resultado? Una cadera lesionada y una fractura de clavícula.

En resumen: nada. Nada para lo que podría haber pasado. El piloto, eso sí, fue trasladado a un hospital cercano para realizarle más pruebas y obviamente no podrá seguir en esta edición del Dakar. Pero estos pilotos están hechos de otra pasta: el año pasado, Lorenzo Santolino sufrió una brutal caída que le provocó seis costillas rotas, un neumotórax y una fisura vertebral. ¿Sabéis donde esta ahora mismo no? Corriendo a más de 100 km/h sobre las dunas de Arabia Saudí. 
 

Más:

Rally Dakar

Y además