Noticia

5 secretos que desconocías del Lexus LFA

5 secretos que desconocías del Lexus LFA

Aarón Pérez

05/27/2016 - 12:47

Aquí tienes 5 secretos del Lexus LFA que tal vez no conocías. El LFA es el segundo modelo de la serie F de Lexus tras el IS F, su producción finalizó en 2012 y representó el salvoconducto para que la compañía japonesa pudiera acceder a la liga de los grandes, rivalizando con fabricantes punteros de todo el mundo y dejando una cosa clara: Lexus está aquí y sabe hacer deportivos.

No te pierdas: ¿Qué hace Lamborghini grabando el sonido de un Lexus LFA?

Aquí tienes 5 secretos del Lexus LFA que tal vez no conocías. El LFA es el segundo modelo de la serie F de Lexus tras el IS F, su producción finalizó en 2012 y representó el salvoconducto para que la compañía japonesa pudiera acceder a la liga de los grandes. Lexus dio un paso adelante con el LFA y presentó el primer biplaza deportivo puro de la compañía, un puesto que ningún otro modelo ha podido cubrir en los últimos cuatro años.

Pero como todos los grandes vehículos de la historia, el Lexus LFA esconde una serie de secretos que muy pocos conocen, detalles y curiosidades que supusieron la clave para que el LFA pudiera nacer y situarse en el panteón de los deportivos. Conozcamos cinco de estos secretos y, ya que Lexus no se atreve a lanzar un sucesor, tal vez este sea el sexto secreto, el más oculto de todos, la segunda generación del Lexus LFA.

Motor V10: potencia a dieta

El motor V10 de aspiración natural del Lexus LFA es una de las claves principales de su éxito. Con una cilindrada de 4.8 litros, este bloque es capaz de entregar 560 CV de potencia y 480 Nm de par. Hasta aquí todo bien. Lo que no sabe todo el mundo es que el motor de diez cilindros en V fue elegido en lugar de un V8 por su capacidad de revolución y en lugar de un V12 por su baja masa oscilante. Por otro lado, y otra de las claves, es el peso. El V10 de 4.8 litros es menos pesado que el V6 de 3.5 litros utilizado en la gama japonesa, eso sí, es capaz de doblar la potencia desarrollada.

Sonido del escape

Uno de los parámetros que hacen grande a Lexus (por algo es la premium de Toyota) es la atención a los detalles, por lo que el sonido del escape no iba a ser un aspecto que fueran a dejar a la suerte. Por ello, y ya que lo habían hecho anteriormente con el primer LS, se asociaron con Yamaha, concretamente con la división especializada en el desarrollo de instrumentos musicales, para desarrollar el sistema de escape del LFA y crear uno de los sonidos más recordados del panorama, una clara seña de identidad.

Cuadro de instrumentos digital

No es una práctica habitual para Lexus, quien prefiere los clásicos analógicos a los cuadros de instrumentos digitales, pero en el LFA se convirtió en una imperiosa necesidad fruto de la obra maestra que es su motor V10. El bloque es capaz de alcanzar un régimen de vueltas de 9.000 rpm, teóricamente, aunque el corte de inyección se produce a las 9.500 rpm. Su construcción permite, además, que el motor suba de revoluciones de forma tan veloz que un cuentarrevoluciones analógico no podía seguir el acelerado ritmo, por lo que se decantaron por las mayores posibilidades otorgadas por un cuadro digital.

Tardío proceso de creación y desarrollo

En febrero del 2000, Lexus inicia el proyecto P280, el encargado de desarrollar un deportivo a la altura. El primer prototipo llegó en junio de 2003 y en diciembre de 2004 ya rodaba en Nürburgring en los primeros test de pruebas, aunque los rumores apuntan a que no fue hasta 2006 cuando el proyecto del LFA recibió luz verde. En enero de 2007 se presenta un segundo prototipo, el cual combinaba un sistema de propulsión híbrido comandado por un V8.

En enero de 2008 llega el prototipo del LFA Roadster y en agosto de 2009 se confirma la producción del coupé, siendo en octubre cuando se presenta la primera versión de producción en el Salón de Tokio. Pese a que ya se admitían pedidos del LFA desde la cita en Tokio, la selección de los compradores no se llevó a cabo hasta el segundo trimestre de 2010 y su producción finalmente arrancó en diciembre de ese año. 10 años tuvieron que transcurrir desde que se iniciara el proyecto hasta que empezara la producción limitada a tan solo 500 unidades.

Infalible en Nürburgring

La versión estándar del Lexus LFA accedió a Nürburgring no solo para realizar los test pertinentes para ponerlo a punto en la longeva fase de desarrollo, sino que llegó a registrar un tiempo de vuelta de 7:31.70 en el famoso trazado alemán. No contentos con esta cifra, los japoneses desarrollaron el LFA Nürburgring Edition, un paquete de mejora que incrementaba la potencia hasta los 571 CV, lo dotaba de una caja de cambios secuencial con transiciones de 150 ms, una suspensión mejorada y una aerodinámica específica, entre otros detalles. 

Con todo, esta edición especial limitada a 50 unidades registró un tiempo de 7:22.85, lo que suponía una sustancial mejora. Poco más tarde se notificó que el LFA Nürburgring Edition consiguió un tiempo de vuelta de 7:14.64 en manos de Chris Harris. A día de hoy es uno de los mejores registros del circuito, teniendo en cuenta que el récord actual de un coche de producción es de 6:57 para el Porsche 918 Spyder.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Aarón Pérez

Aarón Pérez

Colaborador

Apasionado de los coches desde que tengo memoria. Colaborador en Auto Bild.

Todo sobre Lexus

Lexus

Modelos de Lexus más populares

Ver todos los modelos

Buscador de coches