Noticia

Diez casos en los que no estarás cubierto por el seguro

Diez casos en los que no estarás cubierto por el seguro

Noelia López

02/11/2014 - 09:55

¿Leiste bien la letra pequeña antes de firmar el seguro de tu coche? Si no es así y vives alguna de las diez situaciones que detallamos a continuación, más te vale buscar ayuda por otro lado porque en estos 10 casos no estarás cubierto por el seguro.

Consigue el mejor seguro para tu coche en nuestro comparador

La mayoría de los conductores conducen tranquilos sabiendo que, pase lo que pase, tendrán a su aseguradora como respaldo. ¿Pase lo que pase? Siento decirte que no. Por contrato hay situaciones en las que las compañías de seguros no tienen ninguna responsabilidad y te dejan 'sólo ante el peligro'. Lo dice en la letra pequeña. Aquí van 10 casos en los que no estarás cubierto por el seguro (pero ojo, según la póliza que tengas, puede haber más):

1. Si tienes un accidente y se demuestra que eres el culpable y conducías bajo el efecto del alcohol y/o las drogas.

2. Si el coche no ha pasado la ITV. El seguro te dirá que, quizá, tu vehículo no estuviera en condiciones de circular.

3. Si conduces sin carné de conducir. Porque te han retirado los puntos o te ha caducado. Lo mismo que si conduce otra persona que aún cumpliendo los requisitos exigidos por la aseguradora no está en posesión de la licencia de conducción.

4. SI hay más pasajeros de los que permite la homologación del coche.

5. Si participas en carreras, ya sea en circuito o carretera. Hablamos de carreras legales (las otras, evidentemente tampoco están cubiertas), para las que tienes que contratar un seguro especial.

6. Si no ayudas a otros accidentados. En este caso no sólo dejarás de estar cubierto por tu seguro, además incurrirás en un delito por omisión del deber de socorro.

7. En caso de catástrofe nacional. Erupción de un volcán, casos de terrorismo, terremoto, inundación, motines, huracanes y otros casos similares. El seguro no lo cubre, pero sí te debería indemnizar el Consorcio de Seguros.

8. Si haces algún cambio en el coche y no informas a tu compañía. En este caso, pueden suceder dos cosas: que la aseguradora se niegue a afrontar las consecuencias porque 'ese no es el coche que aseguró' o que sólo asuma la reparación de las partes declaradas en la póliza.

9. Si te has provocado tú mismo los daños. Es decir, si la aseguradora prueba que has provocado un golpe para encubrir daños anteriores y conseguir el arreglo de todo. Esta es la razón por la que muchas compañías no aceptan partes entre familiares.

10. Si el conductor es menor de 25 años y no está reflejado en la póliza. 

Fuente: Segurosonline

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Noelia López

Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees

Buscador de coches