Skip to main content

Patrocinado por:

Práctico

Cómo rellenar un parte amistoso de accidente en tres pasos

Cómo rellenar el parte amistoso de accidente

Un fallo en el parte puede cambiar la versión de lo ocurrido

La Declaración Amistosa de Accidente (DAA), más conocida como Parte Amistoso de Accidentes es la mejor forma de explicar y determinar cómo se ha producido un siniestro y resolver la culpabilidad. Sólo es válido cuando hay dos coches implicados, algo que sucede en el 85% de los accidentes y es tan importante porque es el documento que informa a las compañías de seguros de lo ocurrido.

Ten claras estas tres cosas

Rellenar el parte de accidentes no es complicado, pero sí para no tener que hacer frente a aclaraciones posteriores es importante mantener la calma y saber que:

  • Si el otro conductor no quiere firmar el parte, tendrás que llamar a la Policía. El parte amistoso es la forma más sencilla de saldar un accidente. Desde el momento en que los implicados estampéis vuestra firma, los trámites quedarán en manos de las compañías aseguradoras. Pero sí alguno de los conductores implicados no está de acuerdo con tu versión, tendrás que llamar a las autoridades pertinentes (Policía o Guardia Civil según dónde se haya producido el siniestro) para que sean ellos quienes determinen la culpabilidad a través de un atestado policial.
  • Tienes que rellenar todos los datos, no solo los que consideres convenientes. 
  • Sé lo más claro posible. Cuántos más datos des y mejor te expliques, mejor cumplirá el parte de accidentes su función. Un consejo: rellena el parte en letra mayúscula, se entiende mejor.

Cómo rellenar el parte amistoso de accidentes en tres pasos

El Parte Europeo de Accidente está homologado para que pueda ser utilizado en cualquier país, con la salvedad del idioma. Consta de tres partes:

  1. En los cuadros laterales hay espacio para datos y un dibujo en el que debes especificar los daños que ha sufrido cada coche
  2. La columna central, con espacio para el 'croquis', se utiliza para explicar cómo han sucedido los hechos.
  3. En las observaciones, cada conductor puede exponer lo que considere oportuno.

Vamos a ver con más calma cómo rellenar cada uno.

Bloque 1: los datos básicos del accidente

El primer paso es dejar claro los datos básicos del siniestro, esto es: fecha, hora, lugar (lo más exacto posible)... También hay que indicar si se han sufrido daños materiales y/o personales, cuántos vehículos se han visto implicados, si se han producido daños en el mobiliario urbano o a terceras personas y, muy importante, si ha habido testigos.

Bloque 2: conductor A y conductor B

En el parte amistoso de accidentes encontrarás dos apartados, uno pintado en azul para el conductor A y otro pintado en amarillo para el conductor B. Es muy importante tener claro quién es el A y quién es el B para no mezclar los datos. En cada apartado, además de los datos del coche (nombre del asegurado, compañía aseguradora, conductor y, muy importante, el punto inicial del accidente (se indica en el dibujo con una flecha).

Parte amistoso accidente

En este bloque también se anotan los distintos daños que hayan sufrido los vehículos. También es el lugar para reflejar algunas observaciones que se quiera hacer constar.

Bloque 3: el croquis

Hora de dibujar. No hace falta ser un artista, lo importante es ser generosos en detalles.

Esta parte es la destinada a explicar cómo se ha producido el accidente. Su contenido es determinante porque será lo que dictamine en un primer momento quién ha tenido la culpa.

Para no encontrarte con sorpresas desagradables a posteriori no seas parco en detalles. Explica si el coche estaba adelantando, si estaba bien o mal estacionado, si respetó o no alguna señal... Cualquier detalle, aunque te parezca poco importante, ayudar.

10 consejos para rellenar bien un parte de accidente

  1. Mantén la calma. Discutir no sirve de nada, si no hay entendimiento entre las partes, lo mejor es llamar a la Policía.

  2. Rellena todos los campos y en mayúsculas. Si el contrario te dicta los datos, compruébalos (es recomendable anotar la matrícula en otro papel por si necesitaras hacer comprobaciones posteriores).

  3. Cuántos más datos, mejor. No escatimes en información, especialmente en la descripción que debes hacer en la columna central. Este es el elemento que más errores acumula, lo que hace que el 25% de las reclamaciones no se resuelvan correctamente. 
  4. Tú eres el 'A', tu contrario el 'B'. El orden puede cambiar, pero este suele ser el establecido. Asegúrate de que no ponéis los datos de cada uno donde corresponde. Si hay más vehículos implicados, hay que poner sus datos en el anverso del parte amistoso de accidente.
  5. Atento al 'croquis'. No hace falta que te esmeres en el dibujo, pero procura que reproduzca bien lo sucedido, con flechas que indiquen la dirección que seguía cada vehículo.
  6. Circunstancias. Si ninguna de las 17 circunstancias reflejedas en el parte de accidente se ajusta a lo sucedido, deja este espacio en blanco y explica cómo se ha producido el accidente en el apartado de 'observaciones'.
  7. Haz fotos. Es importante ayudar a la compañía con fotos, siempre que sea posible tomarlas con seguridad.
  8. Si no estás conforme, no firmes. Todas las partes deben firmar el parte de accidente, ahora bien, si no estás conforme es mejor que no estampes tu firma, puesto que una vez que lo haces aceptas lo escrito. Si dudas, lo mejor es que llames a la Policía.
  9. Tienes siete días para entregar el parte a la compañía. Este es el plazo establecido por ley.
  10. No tengas prisa. Una vez firmado el parte, no podrás añadir nada, asi que deja a un lado las prisas y rellena el parte de accidente con calma.

Cómo rellenar un parte de accidente, en vídeo 

Por si te han quedado dudas, dale al play

Lecturas recomendadas