Noticia

Competición

El Rally de México por dentro: siguiendo a 'La Bala'

Gabriel Jiménez

¿Cómo es un rally del Mundial por dentro? ¿Qué se cuece entre bambalinas? AUTOBILD.ES acompaña al equipo Volkswagen al trepidante Rally de México

México. Concretamente Otates. Y más concretamente, Rally de México 2016. Aún no había amanecido cuando mi castigado cuerpo dijo basta. ¡A levantarse! Y eso que era un sábado. Pero después de la 'noche zamorana' que había pasado, mejor estar de pie que tumbado. Y no es que algo me hubiera sentado mal ni que estuviera con una 'borrachera del quince', sino que a más de 2.200 metros de altitud en la sierra de Guanajuato las cosas ocurren simplemente a otro nivel. Como todo lo que sucede en México...

Me tranquilizó saber por el propio Luis Moya –con más callo que todos los presentes juntos– que no había sido yo el único sufridor. "Yo no me quité la acreditación con mi nombre por si la tienda salía volando y me encontraban en Acapulco, y así supieran que era yo", me espetó entre risas el excopiloto de rallys y actual embajador de Volkswagen. A la tienda a la que se refiere Moya es la de campaña en la que dormimos medio centenar de personas –entre periodistas e invitados de los patrocinadores del equipo VW de rallys–, a escasos metros de una de las curvas del tramo de Otates de la tercera jornada del Rally de México y poder contemplar así la tercera prueba del Mundial como espectadores de lujo. Pero si no quieres seguir leyendo, dale al 'play' de este vídeo.

Es cierto que había tenido una 'noche zamorana' –viento casi huracanado que golpeaba sin piedad la endeble tienda de campaña en las que un servidor solo cabía en posición fetal, la mejor postura en cualquier caso para mantener el calor corporal, porque la verdad es que hacía un frío a priori impropio de México–, pero daba igual, porque ver el amanecer desde esta sierra desértica, y poder ser testigo de excepción de los trepidantes pasos por curva de Ogier, Latvala, Sordo, Ostberg, Mikkelsen y compañía no tiene precio. ¡Que viva México, cab…!

La inmensa maquinaria del equipo Volkswagen Motorsport

Y así, mientras que los primeros rayos de sol comenzaban a iluminar la bóveda celeste, la inmensa maquinaria del potente equipo VW Motorsport hace tiempo que se ha puesto manos a la obra. El finés Timo Alanne, de la unidad de Seguridad del equipo y más conocido como el hombre del tiempo, ya ha tomado la temperatura del suelo y la ha comunicado a la asistencia del equipo, situada en el Polifórum, el complejo ferial donde se encuentra el parque cerrado y las asistencias de todos, en la ciudad de Guanajuato. Allí, Helge Gerdes, también conocido como Mr Figures (El señor de los números), lleva horas pegado a su portátil, cruzando datos. La competición ya no solo es cuestión de buenos pilotos y coches, sino también de mucha matemática. 

Desde hace tres años Volkswagen es el dominador indiscutible del WRC (Mundial de Rallys), gracias sobre todo al talento del francés Sébastien Ogier, tricampeón del mundo y actual líder del Campeonato, y Jari-Matti Latvala, piloto finlandés que le ha tocado la china de tener por encima a un superpiloto como compañero de equipo y, por debajo, a un joven Andreas Mikkelsen que quiere comerse el mundo. No quiero ni imaginarme la presión a la que debe de estar sometido por demostrar lo bueno que es y, sobre todo, por afianzarse en su poltrona de número 2 del equipo Volkswagen.

Latvala, un piloto que me gusta

He de reconocer que Latvala es un piloto que siempre me ha gustado desde que supe de él cuando corría en el equipo privado Stobart Ford y posteriormente en Ford World Rally Team, escuadra en la que se convirtió en el piloto más joven en ganar un rally mundialista cuando se hizo con su primera victoria en Suecia con 22 años y 313 días. Humilde, supereducado, de perfil bajo y frío como buen nórdico, pero con un enorme potencial como demostró el año pasado al vencer en las citas de Portugal, Finlandia y Francia. Latvala llegaba a México, a la prueba más pasional del calendario, en la cuerda floja tras un comienzo de año nefasto: abandono en Montecarlo y atrás del todo en Suecia, es decir, cero puntos en su haber frente a las dos victorias incontestables de Ogier. Pero si por algo se caracteriza Latvala es porque si tiene el día perfecto, puede ser el piloto más rápido en todos los tramos.

Y parece que Jari-Matti tiene hoy un buen día. El viernes, se impuso en el tramo denominado El Chocolate, que no tiene nada de dulce y sí mucho de amargo: temperaturas elevadas, casi tanto como la altura a la que se corre, a más de 2.700 metros, con todo lo que ello implica para máquina y hombre. Y la buena racha se confirma, porque en el tramo de Otates, donde he visto el amanecer y he pasado una noche horrible, también ha vencido. Pero hasta el rabo todo es toro...

Jari-Matti 'La bala' Latvala

Por la tarde, nos espera el Autódromo de León. Cae un sol de justicia, pero ahí está la afición mexicana, infatigable al desaliento, animando como si no hubiera mañana. En este circuito, se enfrentan dos pilotos, uno contra uno, en dos vueltas. Y allí se produce la revelación. Por los altavoces se escucha al speaker, un auténtico rey de la oratoria: "Y ahora se enfrentarán Jari-Matti 'La bala' Latvala y el 'guerrero ibérico' Dani Sordo...". 'La bala' Latvala… Estos mexicanos son simplemente geniales. Lástima que La bala cayó por muy poco ante el 'guerrero ibérico'.

Por la noche, en la asistencia, tengo oportunidad de charlar un rato con La bala. Le pregunto por cómo gestiona la tensión de un rally. "Es parte del trabajo. Tienes que concentrarte en lo que haces y olvidarte de todo lo demás", me contesta con la palabra PRESIÓN grabada en su frente.

El domingo por la mañana nos trasladamos a primera hora a una de las curvas del tramo más largo del rally y de todo el calendario: ¡80 km! Hay mucho jovenzuelo pasado de copas que ha venido a ver los carros… y tragarse todo el polvo del mundo. La bala acaba segundo, por detrás de Ogier, pero sigue manteniendo una diferencia holgada.

Llego a la asistencia. Todo el equipo está frente al gran televisor para poder ver en vivo y en directo el power stage (tramo de no más de ocho kilómetros de recorrido, que forma parte de la carrera, pero que, a su vez, tiene una clasificación independiente y premia a los tres pilotos más veloces con un puntaje adicional: 3, 2 y 1 puntos, respectivamente). 'La bala' lo ha hecho francamente bien, pero Ogier, siempre Ogier, es más rápido.

Pero no importa, porque La bala ha sido el mejor en todo el rally, y hoy podrá calzarse las botas como vencedor del rally de México. ¿Seguirá la racha en WRC Argentina 2016?

Las otras 'marcas' del equipo Volkswagen Motorsport WRC

En el equipo Volkswagen Motorsport trabaja un total de 190 personas, entre mecánicos, técnicos, ingenieros y personal del departamento de comunicación, entre otros. De ese total, 120 están dedicados en exclusiva para los rallys. En este sentido, para las pruebas del Mundial que se corren en Europa se movilizan entre 70 y 80 personas, mientras que en los transoceánicos la cifra de personal desplazado se sitúa entre 50 y 60.

En un rally, el equipo de asistencia dispone de un tiempo determinado para poner a punto el coche: 15 minutos antes del inicio de la jornada de rally, 30 minutos a la hora de comer y 45 minutos por la noche antes de que el WRC entre en el parque cerrado. Estas son las estadísticas que maneja VW:

• Cambio de neumáticos: 1 minuto por cubierta.

• Cambio de caja de cambios: 12 minutos

• Cambio de suspensiones: 3 minutos por amortiguador

• Ajuste de la dirección: 90 segundos

• Cambio de faldón delantero: 1 minuto

• Añadir faros nocturnos: 2 minutos

• Reemplazar lámpara: 1 minuto

• Reemplazar una horquilla: 4 minutos

• Reemplazar equipo de frenos: 3 minutos.

Imagen de perfil de Gabriel Jiménez

Director del Área de Motor de Axel Springer España

Soy Piscis, sufridor del Atleti y me gusta juntar letras, a poder ser relacionadas con cualquier artefacto que lleve del punto A al punto B

Lecturas recomendadas