Skip to main content

Noticia

Estilo de vida

Un piloto de NASCAR asegura que su exnovia es una asesina

Un piloto de NASCAR asegura que su exnovia es una asesina

Kurt Busch, el laureado piloto de la NASCAR, ha asegurado que su exnovia es una asesina a sueldo que ha realizado misiones en varios lugares del mundo. Busch y Patricia Driscoll, su expareja, se encuentran inmersos en un juicio por un supuesto caso de malos tratos.

No te pierdas: ‘Una carrera de la NASCAR que termina en batalla campal

Un piloto de la NASCAR asegura que su exnovia es una asesina. Kurt Busch, que fue campeón de la NASCAR en el año 2004, se encuentra inmerso en un juicio por un supuesto caso de malos tratos contra Patricia Driscoll, con la que mantuvo una relación sentimental. Busch no dudó en afirmar ante el juez que su expareja es un sicario que ha realizado trabajos a lo largo y ancho del mundo, llegando incluso a “asesinar a capos de la droga empleando rifles de francotirador y tácticas de combate militares”.

Kurt Busch, el piloto de la NASCAR que ha acusado a su exnovia de ser una asesina, fue denunciado por su expareja por un supuesto caso de violencia de género. Al parecer, el pasado mes de noviembre, Busch golpeó la cabeza de Patricia Driscoll al menos en tres ocasiones contra la pared del dormitorio de la caravana en la que vivían y por lo que ella pidió una orden de alejamiento.

Pero la sorpresa vino cuando llegó el segundo día del juicio, cuando le tocó declarar a Busch. “Me dijo que se ganaba la vida matando a gente y me enseño fotografías de cadáveres con agujeros de bala”, declaró Busch ante la Corte de Familia del condado de Kent (Delaware, EE.UU.).  Un día antes, en el mismo lugar, Patricia Driscoll afirmó que Busch era “inestable y que tenía problemas con el alcohol y la depresión”, entre otras cosas.

Pero las sorprendentes acusaciones de Kurt Busch no terminaron ahí. El piloto continuó describiendo casos concretos que, según su opinión, demostraban que su exnovia es una asesina a sueldo. “En una ocasión, estábamos en El Paso (Texas, EE.UU.) cuando Driscoll se marchó vestida con ropa de camuflaje y regresó más tarde con un vestido de noche y una gabardina cubierta con sangre”, declaró Busch.

Patricia Driscoll, que es la propietaria de Frontline Defence Systems, una empresa especializada en proveer servicios militares tanto para el ejército como para compañías privadas, ha negado todo. “Son unas acusaciones ridículas (…) sus argumentos parecen sacados del guion de una película y son un mero intento para restarme credibilidad”, afirmó Driscoll ante la prensa.

Fuente: Jalopnik

Imagen portada: Wikipedia

Lecturas recomendadas