Noticia

Una carrera de Nascar que termina en batalla campal

Una carrera de Nascar que termina en batalla campal

Noelia López

04/11/2014 - 10:08

Ha sucedido en Texas (Estados Unidos) este mismo sábado. Se celebraba una carrera de Nascar, pero terminó convirtiéndose en una batalla campal en la que tres pilotos y sus equipos pasaron de un cruce de acusaciones a un cruce de puñetazos.

En el vídeo no se ve qué sucedió antes de que la carrera de Nascar terminara en batalla campal, pero investigando un poco por Internet hemos aclarado lo sucedido. Se celebraba la AAA Texas 500, una prueba puntuable para el campeonato de Nascar. Poco después de que arrancar, tres pilotos protagonizaban una dura pelea por un puesto en el podio, cuando uno sufrió el reventón de una rueda, se salió de pista y se quedó sin oportunidades de victoria. Los otros dos siguieron adelante hasta terminar en segunda y tercera posición.

Para que sea más fácil entender la historia les llamaremos por su nombre. El piloto que quedó fuera por culpa del reventón es Jeff Gordon, el segundo clasificado Brad Keselowski (en el vídeo le identificarás por el mono blanco) y el tercero, Kevin Harvick.

Identificados los protagonistas seguimos con la historia. Se celebraba la prueba de Nascar el 2 de noviembre, termina la carrera y los pilotos de bajan de los coches pero uno de ellos (Harvick) va directo a otro (Keselowski) y le empieza a pedir explicaciones de su comportamiento en carrera. Entre tanto, un tercer piloto (Gordon) intenta entrar en escena y lo consigue a puñetazos. Aqui se desencadena la batalla campal, se ven puños por todas partes de los del equipo de Gordon, los compañeros de Keselowski, hasta algún cámara suelta la mano en un afán por salir indemne del follón en que se ha metido sin querer.

Al final, los pilotos terminan con algún que otro moratón en la cara, poco para lo que podía haber pasado:

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Noelia López

Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees

Buscador de coches