Noticia

Competición

El futuro de Antonio Albacete en los camiones, en el aire

Adrián Mancebo

El tricampeón europeo de Carreras de Camiones, Antonio Albacete, no figura en la lista de inscritos de la próxima temporada de este certamen de ‘bestias’ de 1.200 caballos de potencia y más de cinco toneladas de peso. La marcha de su histórico patrocinador, Cepsa, ha dificultado su continuidad en el campeonato que arranca a finales de abril. Su futuro está en el aire.

Si hay una competición capaz de hacer rugir y vibrar a los aficionados en el Circuito del Jarama esa es el Campeonato de Europa de Carreras de Camiones. Las gradas y el paddock se llenan, el público grita al paso de estas bestias de más de cinco toneladas y 1200 caballos por cada curva y, si suena el himno español con alguna victoria del ídolo de masas, la fiesta es aún mayor. Durante casi dos décadas el camión rojo del tricampeón europeo Antonio Albacete ha sido el más aplaudido en el circuito madrileño, pero su continuidad en la categoría está ahora en al aire. En esta época del año, a unos días del comienzo del campeonato y cuando normalmente ha presentado su proyecto, aún no hay noticias sobre cómo será su temporada.

Desde el año 1997 Antonio Albacete participa a tiempo completo en el Campeonato Europeo de Carreras Camiones con el apoyo de la petrolera Cepsa. La empresa propiedad del fondo IPIC ha centrado de cara a la temporada 2016 sus apoyos en el patrocinio al Real Madrid y, aunque mantiene el apoyo a la Real Federación Española de Automovilismo, quienes eran sus patrocinados en 2015, Antonio Albacete, Carlos Sainz y los pilotos de Freestyle Motocross Dany Torres y Maikel Melero, han perdido el color ‘rojo’ de sus monos de trabajo. Uno de los mayores damnificados de esta lista es e el propio Antonio Albacete, que tras comprar el equipo (hasta entonces Cepsa Truck Team) en 2015, se ha encargado de la gestión y mantenimiento del mismo.

A pesar de contar con otros patrocinadores, el apoyo de Cepsa era crucial de cara a continuar manteniendo en pista el equipo y, por si fuese pequeño el reto de encontrar nuevos apoyos, se ha topado con un enemigo extra: el tiempo. Desde finales del año pasado, Albacete ha trabajado a contrarreloj para reunir la cantidad económica – en torno a 500.000 euros si incluímos equipo, sueldos, etc. - para participar por decimonoveno año consecutivo en el Campeonato Europeo de Camiones y pelear por el título en 2016. Este es el objetivo, pues no hay que olvidar que acabó ganando carreras en 2015, pero cada día que se acerca el comienzo de curso (29 de abril en Austria), estar en pista se complica aún más.

Antonio Albacete, por lo pronto, no figura en la lista de participantes que la FIA ha publicado para el Campeonato Europeo de Camiones 2016, aunque aún habrá que esperar hasta el último fin de semana de abril para conocer definitivamente si el español corre o no, o si se decide a correr en alguna de las pruebas del certamen. Ha vendido el camión del que era propietario desde el año pasado al portugués Eduardo Rodrígues, pero eso no implica que no vaya a correr, pues en caso de que las condiciones sean las óptimas y Antonio encontrase el apoyo necesario, existe un plan B, que implicaría  uno de los camiones que actualmente no está en uso y ponerlo en pista lo antes posible, como el MAN que llevó al título a Norbert Kiss en 2014 y 2015.

Por lo que se conoce hasta el momento, será un año lleno de novedades: al estreno de ETRA como promotor del campeonato se une el cambio de camión del campeón de los dos últimos años,  Kiss, que pasará a correr con Mercedes, lo que sin duda hará que las estructuras más consolidadas se aprovechen de la inexperiencia del veloz piloto con su nueva montura. Esperemos que Antonio pueda estar en pista un año más y sea uno de los rivales del húngaro, del incombustible Jochen Hahn y de otros fuertes pilotos que formarán parte de la parrilla.

¿Y la carrera del Jarama?

Si hablamos de Antonio Albacete, las carreras de camiones, el Jarama y la retirada de Cepsa del mundo del motor, es inevitable pensar en la posibilidad de que este “clásico” del campeonato pueda desaparecer del calendario, pues no hay que olvidar que la petrolera ha sido también uno de los principales sustentos económicos de la prueba. La única cita en España del campeonato está programada y confirmada en el calendario para el dos de octubre, como penúltima carrera de la temporada, aunque la ausencia del patrocinador pondrá, sin duda alguna, en serios apuros al organizador.

Imagen de perfil de Adrián Mancebo

Colaborador Motorsport

Amante del mundo de la competición. Disfruto trabajando en lo que más me gusta, siempre con un ojo puesto en cualquier carrera del mundo.