Skip to main content

Lista

Coche eléctrico

Tesla Model Y, cinco virtudes y dos defectos

Tesla Model Y

Un SUV eléctrico con pegada.

El Tesla Model Y es el último integrante de la gama ‘S3XY’ de Tesla, un SUV medio, hermano pequeño del Tesla Model X y pareja de baile del superventas Model 3. Se ha hecho esperar, pero ya está aquí: te contamos cinco virtudes y dos defectos del todocamino eléctrico.

Virtud: Versiones potentes

Ser “el pequeño” en el caso del Model Y no implica, para nada, quedarse corto de potencia. Ya la versión de acceso, denominada ‘Gran Autonomía’, entrega 351 CV; y la superior, la ‘Performance’, se marcha hasta los 480 CV. Esto, sumado a la pegada inmediata que implica su naturaleza eléctrica, nos deja con una aceleración de 0 a 100 km/h de, respectivamente, 5,1 y 3,7 segundos.

Virtud: Autonomía de largo alcance

En este punto las variantes invierten su orden, pues ambas comparten la misma batería de 75 kWh pero, dado su diferencia de rendimiento, la Gran Autonomía es la que más destaca con 507 kilómetros de alcance y la Performance se conforma con 480.

Virtud: Carga rápida

tesla model y

Los tiempos de carga siguen siendo un debe en los coches eléctricos, pero los dueños de Tesla se libran del problema gracias a los supercargadores. El Model Y es compatible con estaciones de hasta 250 kW para que la espera de la recarga sea más corta.

Virtud: Amplio interior

Tesla Model Y

Aunque sea el hermano menor del Model X, sigue midiendo 4,75 metros de largo, longitud que aprovecha para crear un interior muy espacioso, tanto en las plazas delanteras como en las traseras, estas últimas con respaldos reclinables para que cada pasajero elija en que posición quiere descansar durante el viaje.

Virtud: Mucha capacidad de maletero

Tesla Model Y

Los eléctricos (la mayoría) cuentan con la ventaja de tener dos maleteros, los que les confiere capacidad de carga extra. En casos como el Model Y esto alcanza un nivel superior ya que ya solo el trasero ofrece un volumen de 854 litros, a los que se añaden otros 117 en el delantero.

Defectos: No está al alcance de todos y sin puertas gaviota

Teniendo en cuenta que iba a ser la “pareja” del Model 3 y el SUV de acceso a la compañía estaodunidense, se hubiera agradecido un precio más amigable. No es que no merezca los 64.000 euros desde los que está disponible, pero la tarifa supone un salto de casi 20.000 euros respecto al 3 más barato, con lo que parece complicado que pueda convencer a potenciales compradores que estuvieran pensando en la berlina.

Sí, puede que incluso sean un engorro en según que situaciones, pero las puertas de alas de gaviota, simplemente, “molan”. Le dan un toque distintivo al modelo y facilitan el acceso al interior. Hubiera estado bien conservar aquí el sistema presente en el Model X.

Y además