Skip to main content

Lista

Motor

Sean Connery: así eran los coches que condujo el mejor James Bond

Así eran los coches que condujo el James Bond de Sean Connery

Sean Connery ha fallecido a los 90 años en Nassau (Bahamas) acompañado por su familia. El oscarizado actor permanecerá para siempre ligado al más famoso agente secreto al servicio de Su Majestad: James Bond. Un papel que interpretó en siete películas, aunque una de ellas (Mai dire Mai, 1983) no forma parte del ciclo oficial de 007, en las que pudo disfrutar de una de sus pasiones: los coches. Estos son todos los coches que condujo el James Bond de Sean Connery.

Coches de película: modelos míticos de la pantalla

Para muchos, el mejor James Bond de toda la saga fue el encarnado por el actor escocés. Un personaje para el que los coches se convirtieron en una parte fundamental en su batalla contra los malvados enemigos a los que tenía que ganar la partida. Entre toda la flota destacaba, cómo no, el Aston Martin. No obstante, este no fue el único modelo que Sean Connery condujo como James Bond.

Sunbeam Alpine

Sunbeam Alpine

Antes del DB5, se puso a los mandos de un Sunbeam Alpine en la película ‘Dr No’ (1962). Se trataba de un pequeño descapotable de color gris al que impulsaba un 1.6 de cuatro cilindros y 90 caballos. Aquel modelo, que acabaría convirtiéndose en un modelo icónico en Reino Unido, fue un préstamo de un fan de James Bond que vivía en el lugar donde se rodó la película.

Bentley 4.5 Litre

Bentley 4.5 Litre

En 1963 se estrenó ‘Desde Rusia con amor’ y Sean Connery se puso a los mandos de un Bentley 4.5 Litre. Un coche que destacaba por su elegancia y por el equipamiento que instaló la Sección Q del Servicio Secreto Británico: un teléfono móvil. Sí, en los años 60.

Aston Martin DB5

Aston Martin DB5

Con ‘Goldfinger’ (1964) y ‘Operación trueno’ (1965) llegó el coche más famoso de James Bond. Sean Connery fue el primero que contó con la ayuda del mítico Aston Martin DB5: un modelo que equipaba un motor de cuatro litros y seis cilindros en línea que proporciona 280 CV y alcanzaba una velocidad máxima de 240 km/h. Eso sí, no era un coche sin más puesto que contaba con ametralladoras, misiles, un asiento eyector o placas giratorias.

Aston Martin DB5 Goldfinger Continuation: 25 unidades a 3,6 millones la pieza

Toyota 2000 GT

Toyota 2000 GT

En ‘Sólo se vive dos veces’ (1967), James Bond cuenta con la ayuda de Aki, una agente que forma parte del servicio secreto japonés. Gracias a ella pudo conducir un Toyota 2000 GT, que tenía un motor de dos litros y una potencia de 150 caballos. Esto, por supuesto, no era suficiente para el agente británico así que el vehículo japonés fue complementado con un lanzador de misiles, un dispositivo de audio y otro de vídeo de Sony. Eso sí, la versión de la película nunca se puso a la venta. El modelo original era coupé, pero Sean Connery solicitó que el Toyota fuera descapotable para poder entrar y salir con más facilidad.

Ford Mustang Mach 1

Ford Mustang Mach 1

El último coche que Sean Connery condujo como James Bond fue un Ford Mustang Mach 1 de 1971 en la película ‘Diamantes para la eternidad’. Con el huye de la policía por las calles de Las Vegas gracias a los 350 CV que le proporcionaba el V8 del modelo firmado por Ford.

Y además