Skip to main content

Lista

Motor

5 coches con los que la nieve de la borrasca Filomena no es un problema

5 coches con los que la nieve de la borrasca Filomena no es un problema
Pueden con lo que les echen.

La borrasca Filomena ha llenado de nieve muchos lugares en los que no es nada común ver las calles cubiertas de blanco. Esto ha hecho que muchos conductores se hayan visto en aprietos, apareciendo en redes vídeos que no han tardado en hacer se virales (golpes, intento fútiles subir cuestas, etc.). Es más, mucha gente se ha dado cuenta de que su vehículo no es apto para lidiar con esta situación (como los compradores de SUV… con tracción 4x2), pero para los 5 coches que os traemos a continuación no supone ni el más mínimo problema.

Sherp ATV

5 coches con los que la nieve de la borrasca Filomena no es un problema

El Sherp es una máquina pensada para rodar incluso en las situaciones más inhóspitas. Se trata de un biplaza de 1.300 kilos de peso que confía en un pequeño motor diésel 1.5 Kubota de 44 CV para alcanzar una velocidad máxima nada vertiginosa de 45 km/h, pero es que su fuerte es que gracias a sus enormes neumáticos autoinflables y a su tracción integral es capaz de superar obstáculos de hasta 70 centímetros de altura, y la nieve no es un problema ya que es capaz incluso de nadar a 6 km/h.

Nissan 370Zki

5 coches con los que la nieve de la borrasca Filomena no es un problema

Nissan es muy dada a crear conceptos locos para ir a la nieve, pero seguramente el más deportivo sea este Nissan 370Z modificado. Con carrocería descapotable (algo no muy adecuado si hay temporal), cambia las ruedas traseras por orugas (de 38,1 cm de ancho, 121,9 cm de largo y 76,2 cm de alto) y las delanteras por esquíes, transformándose prácticamente en una moto de nieve.

Cómo conducir con nieve y hielo

Avtoros Shaman 8x8

5 coches con los que la nieve de la borrasca Filomena no es un problema

Una bestia todoterreno, se mire por donde se mire: dispone de ocho ruedas, tiene una longitud que supera los seis metros, sus ruedas miden más de un metro de alto, tiene una altura libre al suelo de 450 mm y su diseño parece decir “vamos al fin del mundo”. Semejante mole pesa unas cuatro toneladas y para moverse, sorprendentemente, utiliza un motor diésel 3.0 tetracilíndrico de solo 170 CV.

Hyundai Santa Fe Antarctica

5 coches con los que la nieve de la borrasca Filomena no es un problema

De toda la lista es el modelo más convencional, puesto que básicamente se trata de un Santa Fe con esteroides, con un diseño más musculoso, enormes neumáticos para la nieve y unos pasos de rueda modificados para darles cabida. Hyundai lo diseñó para conseguir el récord de cruzar la Antártida y volver, algo que consiguió al tardar solo 30 días en hacer el recorrido. Tiene más mérito aún porque su apartado mecánico no sufrió modificación más allá de la suspensión: mismo motor diésel de 2,2 litros, caja de cambios, diferencial, etc.

Nissan Trail Warrior Project

5 coches con los que la nieve de la borrasca Filomena no es un problema

Y lo adelantábamos: la marca nipona es muy dada a presentar este tipo de modificaciones. Sin embargo, a diferencia del 370Z, en este caso las cuatro ruedas son reemplazadas por orugas, lo que le da una mejor tracción sobre nieve, hielo, arena o lo que haga falta. Lo que no cambia en absoluto es su motor, un bloque 2.5 de 170 CV asociado a una caja de cambios automática, combinación más que suficiente para atravesar la borrasca Filomena a buen ritmo.

Y además