Skip to main content

Noticia

F1

GP España de F1 de 1981. La última victoria de Villeneuve

Villeneuve - Ferrari - GP Espana - Jarama - 1981

La historia del GP de España está repleta de vibrantes momentos como en la edición de 1981, última victoria de Villeneuve y último paso de la F1 por el circuito del Jarama.

La cosa no pintaba bien para Gilles Villeneuve para el
GP de España de F1 de 1981. El canadiense llegaba
al circuito madrileño con un coche que Ferrari aún necesitaba cierta puesta a
punto. La Scudería se acababa de sumar a la era turbo y el Ferrari
126C twin turbo era su primer monoplaza turboalimentado.

El sábado, Jaques Laffite (Ligier-Matra) logró la pole para el
GP de España seguido de los dos coches de Williams-Cosworth, el de
Alan Jones y Carlos Reutemann. Villeneuve vería el semáforo en
verde desde la séptima plaza de la parrilla del Gran Premio de España.

Villeneuve hizo una gran salida y llegaba a la primera curva en
tercera posición. Antes del primer paso por vuelta y tras
aprovechar el rebufo de Reutemann, se colocaba segundo. Alan Jones
lideraba el GP de España con 10 segundos de ventaja hasta que
cometió un error en la vuelta 14 (que en principio fue achacado a
un fallo mecánico, algo que el piloto desmentió más tarde) permitió
a Villeneuve coger el liderato de la prueba. Quedaban por delante
66 vueltas para el final de la carrera ya que el Gran
Premio de España
en el Jarama estaba programado a 80
vueltas.

El aguante de Villeneuve fue titánico, con un
coche que era cada vez más lento y seguido de cerca por Reutteman,
Watson, Laffite y Elio de Angelis. El canadiense se vio obligado a
sacar lo máximo en las frenadas ya que su paso por curva era
netamente inferior al de sus perseguidores, aunque la gran potencia
del Ferrari le permitía volver a respirar en los pocos tramos
rectos del trazado madrileño.

El grupo de cinco coches se mantuvo unido durante toda la
carrera bajo el intenso calor que se sufrió en aquel último
Gran Premio de España de F1 de
1981 en un abarrotado circuito del
Jarama
. Finalmente, Villeneuve cruzaba la línea de meta en
primera posición con 0,2 segundos de ventaja con Laffite, 0,5 con
Watson, 1 segundo con respecto a Reuteman y a 1,24 segundos de Elio
de Angelis en uno de los finales más ajustados que se recuerdan en
la historia de la Fórmula 1.

Gilles Villeneuve lograba así la sexta victoria
de su carrera y, lo que nadie podía esperar, es que fuese la última
del prodigioso piloto canadiense al quien Ferrari rendirá un
sentido homenaje en los próximos días con su hijo Jacques
Villeneuve
al volante de uno de sus coches
por el 30 aniversario de su fallecimiento.

El Gran Premio de España regresaría al calendario de la Fórmula
1 en el nuevo trazado de Jerez en 1986, pero eso ya es otra
historia...

Lecturas recomendadas