Skip to main content

Comparativa

Comparativa: Volkswagen Polo GTI vs Golf GTI Performance

Volkswagen Polo GTI vs Volkswagen Golf GTI Performance

El Volkswagen Polo GTI ha sido, durante muchos años, el "quiero y no puedo" de su hermano mayor, el Volkswagen Golf GTI. Y es que siempre los ha diferenciado una distancia considerable en potencia, ajuste del chasis, equipamiento y tamaño. Pero ahora la situación puede cambiar. Te lo contamos al volante de las dos variantes más deportivas del Polo. Comparativa: Volkswagen Polo GTI vs Volkswagen Golf GTI Performance.

No te pierdas: Novedades 2019

Y es que el pequeño Volkswagen juega con la ventaja de que monta el mismo bloque TSI de dos litros de su hermano mayor, y solo tiene 30 CV y 30 Nm menos. Por eso, teniendo en cuenta su menor peso, están más cerca que nunca, más aún si tenemos en cuenta que el Polo GTI es relativamente nuevo, y esta séptima generación del Golf ya está en sus últimos compases.

No te pierdas: Prueba del VW Golf GTI TCR

¿Cuál es la alternativa del Golf para separarse más de su hermano menor? La variante Performance, con 245 CV y 370 Nm. La versión básica de 230 y sin diferencial con bloqueo mecánico, ya no está disponible. El Performance viene bien surtido en aditamentos deportivos de serie, y tan solo tendrás que pagar un extra por las ruedas de 18 pulgadas y los amortiguadores adaptativos.

VÍDEO: Prueba a fondo del VW Polo GTI

A la hora de elegir el cambio, entran las dudas: ¿Pagar más de 2.000 euros por el DSG de siete velocidades, o quedarse con el fluido manual de seis que trae de serie? Quien quiera apurar hasta la última décima y viaje mucho por autovía, valorará mucho esa séptima relación extra. Pero los puristas preferirán tener el clásico pomo que imita a una pelota de golf, perfecto para manejar la rápida y precisa caja manual.

El DSG del Polo GTI tiene una marcha menos. Y desde hace poco, está disponible la alternativa manual. Igual que en el Golf, las 18 pulgadas y la amortiguación variable son opcionales. No tiene posibilidad de montar un diferencial con bloqueo mecánico en el eje delantero, pero sí un sistema que, por medio de la acción de los frenos, simula su funcionamiento. ¿Suficiente para mantener el ritmo de su hermano mayor?

¿Cuál es más veloz?

En el 0 a 100 km/h, casi: el pequeño lo hace en 6,4 segundos, y el Golf solo llega dos décimas antes. La diferencia aumenta al llegar a 200: el "grandote" le saca casi seis segundos. Y es que mientras el Golf sigue estirando con ganas hasta llegar a los 250 km/h limitados electrónicamente, el Polo tiene que esforzarse más por llegar a su cenit de 237 km/h.

Y es que, aunque pesa 140 kilos menos, se nota demasiado su sexta relación, más larga. Los dos comparten una amortiguación sorprendentemente confortable, que casan a la perfección con sus cómodos y generosos asientos para realizar viajes largos sin fatiga. Aquí, ambos siguen siendo la referencia en sus respectivas categorías. El mayor peso y batalla del Golf, eso sí, hacen que se sienta más asentado que el Polo, más corto.

El Polo es más ágil, pero...

Volkswagen Polo GTI vs Volkswagen Golf GTI Performance

La batalla más apretada le beneficia en circuito: es más ágil que su hermano mayor, muy neutral hasta que entra en un leve subviraje y redondea los giros con rapidez, apoyado en su precisa dirección. El ESP, al igual que en el Golf, no se puede desactivar del todo, pero nunca llega a ser demasiado intrusivo.

Por desgracia, en los tramos en pendiente y en las recta largas le falta algo de 'punch' para poder alcanzar a su hermano mayor. Pero ojo: su paso por curvas en tan limpio y veloz, que le sopla la nuca al Golf: ha hecho la vuelta más rápida en 1:43,80 minutos, frente a los 1:43,56 de su compañero de grupo.

Y es que, aunque el desempeño de su diferencial autoblocante es claramente mejor que el sistema del Polo, lo cierto es que van muy a la par, y solo su motor más potente ha sido decisivo frente al crono.

¿Cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas