Skip to main content

Comparativa

Comparativa: Mazda CX-5 vs Hyundai Tucson y Renault Kadjar

Mazda CX-5 vs Hyundai Tucson y Renault Kadjar

La estética SUV de moda, medidas compactas y, con gasolina, políticamente correctos. Así son el Mazda CX-5, Hyundai Tucson y Renault Kadjar que te traemos aquí. Todos tienen argumentos para ser superventas, pero, ¿con cuál te quedarías? Los enfrentamos para ayudarte a que te decidas. Comparativa: Mazda CX-5 vs Hyundai Tucson y Renault Kadjar.

No te pierdas: Novedades 2019

El Renault lo tenemos entre nosotros desde otoño de 2018. Bajo el capó estrena un motor de 1.3 litros desarrollado con Mercedes, que rinde 159 CV. Gracias al turbo, siempre se siente con fuerza de sobra, y es muy elástico. ¿Que vas por una carretera comarcal y no quieres reducir cada vez que quieras adelantar? Con este coche y este motor, no es problema.

No te pierdas: Prueba a fondo del Mazda CX-5

Y es una suerte, porque aunque la caja manual de seis relaciones tiene una buena desmultiplicación, los recorridos de la palanca son largos y poco precisos, así que no invita demasiado a usarla. Esto cambia en el Mazda. Aquí sí que dan ganas de cambiar todo el rato, porque tiene unos recorridos breves, exactos, y un tacto firme que recuerda a las cajas de BMW. y aquí sí que se agradece, porque no entrega sus 213 Nm de par máximo hasta las 4.000 vueltas, de modo que no es un coche especialmente elástico.

VÍDEO: Renault Kadjar, a fondo

E igual de regular que acelera, desacelera. Según los frenos se van calentando, también lo hace el recorrido del pedal, y hemos medido 36,1 metros para pasar de 100 km/h. No es un dato terrible, pero queda claramente por detrás del Hyundai (34,7 metros) y el Renault (34). El francés nos ha impresionado, y es que frena en caliente  casi al nivel de un deportivo.

Así se mueven

Sobre el papel, el Tucson deja a sus rivales por detrás: con 177 CV, su 1,6 litros es el más potente, y acelera de 0 a 100 en solo 8,9 segundos. También es el más tragón: 9,1 litros frente a los 7,5 del Kadjar y los 7,3 del CX-5. El Renault no tiene pretensiones dinámicas: su dirección es lenta y pastosa, y el chasis, tambaleante, especialmente en cambios de apoyo. Mejor tomárselo con tranquilidad. La respuesta del chasis, la dirección y la suspensión del Hyundai es correcta, pero no para echar cohetes.

Si quieres aplomo y agilidad de verdad, deberás fijarte en el Mazda. Anima al conductor a un pilotaje decidido con la gran armonía entre todos sus componentes, y la diversión al volante está asegurada.

Los tres tienen capacidades de carga y cubicajes de maletero a un gran nivel. En el Mazda, si abates los asientos traseros, llegas nada menos que hasta los 1.620 litros. Y en el Hyundai puedes llevar hasta 614 kilos de peso.

Y por dentro...

La percepción de calidad de los materiales es elevada en el Mazda. Todo encaja con precisión, todo se siente sólido. Una lástima que el sistema de menús no sea el ideal. Y el japonés es el que más espacio ofrece en la segunda fila. El manejo de la pantalla del Hyundai es más intuitivo y con su marco con botones directo, realmente rápido y cómodo. Y su cockpit no tiene ningún defecto de ergonomía reseñable. Los acabados son correctos, igual que el espacio en la segunda fila.

En el Kadjar nos han decepcionado algunos crujidos del interior sobre asfalto en mal estado. Y el manejo de la pantalla táctil es bastante farragoso. Obliga a navegar por muchos menús, y eso distrae de la carretera. Los asientos son blandos y cómodos con la superficie regulable, pero hemos echado en falta más agarre. Y es el menos generoso en el espacio de la segunda fila.

Ya ves que todos tienen sus pros y sus contras. ¿Te has decidido ya por uno?

¿Cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas

Y además