Skip to main content

Comparativa

Comparativa: Jaguar E-Pace vs Volvo XC40

Jaguar E-Pace vs Volvo XC40

Hasta hace no mucho, era impensable que Jaguar pudiera tener un SUV en sus filas. Ahora ya tiene dos modelos, y que te traemos aquí, entra en el segmento de moda actual: los SUV compactos. En este caso, con un toque premium. Lo enfrentamos a un duro rival. Comparativa: Jaguar E-Pace vs Volvo XC40.

El concepto SUV hace tiempo que se alejó del todoterreno. Comparte el hecho de tener carrocería elevada, pero por lo demás, hablamos de vehículos de 4,40 metros con diseños irresistibles, pocos voladizos, morros contundentes y zagas con mucha personalidad. El conductor encontrará tanto en el Jaguar E-Pace como en el Volvo XC40 un asiento cómodo y mucho espacio, aun cuando mida dos metros. En el Jagua, eso sí, va sentado algo más bajo y cómodo.

Los dos apuestan por lo táctil, aunque en el Jaguar aún encuentras un par de ruedas para el climatizador, mientras que en el Volvo tienes que buscarlo en la pantalla. Y es una pena, porque tocar y arrastrar está muy bien en un iPad tirado en tu sofá, pero mientras conduces, no es lo más recomendable del mundo.

También detrás el británico ofrece más confort, con uno respaldo menos vertical que el de su rival. Pero el acceso en el Jaguar se hace más complicado detrás, debido a una apertura menor de las puertas y el escaso espacio para los pies. La banqueta de la segunda fila del Volvo es demasiado baja, y eso obliga a una postura de las piernas algo forzada. A cambio, ofrece más capacidad para equipaje que su rival, con unos corrector 1.336 litros cuando pliegas los asientos.

El Volvo XC40 al detalle

Versiones altas

Los dos vienen con tracción integral, cambio automático y motores gasolina de casi 250 CV. El Volvo los aprovecha menor. Tiene dos caballos menos que su rival, pero los proyecta con total eficacia a las cuatro ruedas, y logra una aceleración de 0 a 100 km/h asombrosa de solo 6,5 segundos, 1,1 segundos más rápido que su rival.

En autovías alemanas, las diferencias se acentúan: el cambio automático de ocho velocidades del Volvo inserta con rapidez y en 32,3 segundo ya va a 200 km/h. El Jaguar, aunque tiene un sonido más deportivo, debe conformarse con 43,1 segundos. Hay un motivo, claro: el británico arroja 1.869 kilos a la báscula, 140 más que su rival. El cambio de nueve velocidades del Jaguar es suave en las inserciones, y es algo más lento al subir de marchas.

Jaguar E-Pace vs Volvo XC40

Su sistema Start Stop, eso sí, tiene menos tirones que en su rival. Es prácticamente imperceptible. En marcha, este Volvo, que equipaba las llantas de 19 pulgadas, nos ha resultado seco y ruidoso sobre asfalto irregular. Las ruedas son muy bonitas, pero no le benefician en este apartado. Por autovías en buen estado y a velocidades elevadas, eso sí, es cuando el T5 muestra buenas maneras.

El Jaguar también lleva llantas de 19 pulgadas, pero el ajuste de su chasis es más equilibrado. Es menos nervioso sobre irregularidades y va más relajado, con un mejor filtrado de la suspensión. Eso no quiere decir que sea blando, ya que el tarado es tirando a firme, pero permite largos viajes sin mucho esfuerzo. En el E-Pace hemos medido 11,9 litros de media a los 100 kilómetros, y el XC40 se queda en uno menos. Eso dice mucho a si favor, si tenemos en cuenta que es más rápido. Cada uno tiene sus pros y sus contras, pero los dos comparten algo: un encanto y un atractivo que van más allá del sentido común.

¿Quieres conocer toda la gama del Jaguar E-Pace? Aquí la tienes

Lecturas recomendadas