Skip to main content

Prueba

Coches 4x4

Prueba: Jaguar E-Pace. El felino entra en el segmento de moda

Al volante del Jaguar E-Pace
Alfredo Rueda

¿Deben ponerse a temblar el BMW X1 y compañía?

Jaguar trae, con el nuevo E-Pace, un nuevo SUV compacto por debajo del Jaguar F-Pace. En diseño, tiene las señas de identidad de Jaguar: su típica parrilla, voladizos cortos y un morro y zaga imponentes. Pero, ¿tiene el Jaguar E-Pace algo más que ofrecer que una vestimenta atractiva? Lo comprobamos al volante. Prueba: Jaguar E-Pace. El felino entra en el segmento de moda.

Y es que el segmento de los SUV sigue sufriendo un aumento de ventas a nivel global que le ha llevado a vender, por ejemplo, en Estados Unidos unos 7,5 millones de vehículos de este tipo en 2017. En China, también el año pasado, los todocaminos han experimentado un aumento de ventas del 37%. Y Jaguar espera que, a nivel global, estos vehículos crezcan un 23% hasta 2020.

Por eso, Jaguar quiere entrar también en la parcela de los SUV compactos que, en Europa, ganan terreno a pasos agigantados. El Jaguar E-Pace es el tercer SUV de la familia, por detrás del Jaguar F-Pace y del eléctrico 100% Jaguar I-Pace Concept. Ahora, el principal objetivo del E-Pace es atraer nuevos clientes y Jaguar espera que el 80% de sus compradores lo sean.

Jaguar E-Pace
Jaguar E-Pace

Para ahorrar peso y aumentar rigidez, se ha construido su estructura en acero, que se ha complementado con materiales como el aluminio, magnesio, boro, etc. Por ejemplo, son de aluminio el capó, el techo y el portón trasero.

Cuando entras en el coche encuentras un cockpit bien rematado, superficies de calidad en su mayoría y un equipamiento bastante generoso. Estrena el sistema de entretenimiento Touch Pro con pantalla central táctil de 10 pulgadas de serie en toda la gama, así como, esta vez de forma opcional otra de tipo TFT y 12,3 pulgadas, totalmente configurable, en los relojes del conductor. También lleva de serie luces LED y una cámara de visión trasera, así como sistema de frenada de emergencia y control de carril.

Jaguar E-Pace
Jaguar E-Pace

La lista de extras va de los amortiguadores adaptativos a avisador de ángulo muerto, pasando por una pantalla extra para el conductor. También puedes equiparlo con faros Matrix de LED u otra novedad en este segmento: llantas de 21 pulgadas. 

VÍDEO: El récord Guinness del Jaguar E-Pace

En conectividad, han echado el resto. Aparte del sistema multimedia y la pantalla táctil, reconoce los comandos vocales y los gestos, y lleva cinco conectores USB (uno para cada pasajero) y un hotspot 4G para internet al que se podrán conectar hasta 8 dispositivos al mismo tiempo. El navegador, si así lo deseas, te envía la hora de salida al móvil por SMS, entre otras virguerías.

El Jaguar E-Pace también está disponible con el innovador el accesorio tecnológico Activity Key. Esta pulsera a prueba de golpes y resistente al agua cuenta con un transponder RFID integrado que permite al conductor inhabilitar la llave principal dentro del vehículo mientras disfruta de actividades como salir a correr, nadar o hacer ciclismo. 

Cuando se activa la Activity Key, solo hay que acercar la pulsera al borde superior de la matrícula del portón trasero para inhabilitar cualquier llave convencional que esté dentro del vehículo. 

Jaguar E-Pace
Jaguar E-Pace

Por cierto: el espacio interior es sorprendentemente amplio para ser un SUV compacto: lo hemos comprobado metiendo a dos adultos de dos metros en las plazas traseras, y pueden viajar sin estrecheces. Nos ha gustado mucho el acceso: más elevado que el de un compacto, pero no tanto como en un todocamino al uso. Solo el espacio para la cabeza detrás, cuando equipas el techo panorámico, se ve un poco limitado. Pero aún así, en esta zona tienes una altura disponible de 970 mm y un espacio para las piernas de 892 mm, lo que no está nada mal. Su maletero cubica desde 577 litros (de lo mejorcito de la categoría), hasta 1.234 con los asientos abatidos.

Jaguar E-Pace
Jaguar E-Pace

Además, se han cuidado mucho los huecos para hacer la vida a bordo más cómoda. Por ejemplo, el central, bajo el reposabrazos, es configurable de cuatro formas distintas, según quieras meter botellas de agua, algún elemento electrónico, etc…

Jaguar E-Pace
Jaguar E-Pace

Habrá dos versiones disponibles: el E-Pace estándar y el E-Pace R-Dynamic, ambos con los acabados S, SE y HSE.

Todos los motores disponibles derivan de la familia Ingenium, construidos en aluminio y todos 2.0 de cuatro cilindros. Habrá cinco donde elegir: tres diésel y dos de gasolina. Entre los primeros, potencias de 150, 180 y 240 CV. Si prefieres gasolina, tienes 249 o 300 CV. Los más pequeños diésel, de 150 y 180 CV, tendrán la posibilidad de llevar cambio manual, pero todos podrán montar el recomendable automático ZF de nueve velocidades que utiliza datos del índice de balanceo, posición del acelerador, ángulo de giro del volante o fuerzas y aceleraciones laterales para asegurarse de que tiene engrasada la marcha ideal. 

Jaguar E-Pace
Jaguar E-Pace

Respecto a su tracción, todos los automáticos llevarán tracción integral, pero los manuales diésel con motor 150 CV y 180 CV también estarán disponibles con tracción delantera. Los más potentes dispondrán del sistema Active Driveline que aporta carácter de tracción trasera, pero que desvía el par necesario a cada una de las ruedas en solo 100 milisegundos al detectar cualquier mínima pérdida de tracción. También dispondrá de la tecnología de conducción semiautónoma denominada ‘All-Surface Progress Control’, que funciona como un control de crucero a baja velocidad (funciona hasta los 30 km/h) y que desvía par a cada rueda utilizando motor y frenos. Ideal para utilizar cuando la superficie del terreno se vuelve especialmente resbaladiza, como cuando te encuentras hielo, hierba mojada o barro.

¡Arrancamos!

Para esta primer prueba nos han cedido el modelo diésel de 180 CV. El motor tiene un sonido atractivo, y se lleva a las mil maravillas con el cambio automático de nueve velocidades ZF, logrando unas aceleraciones muy vivas: pasa de 0 a 100 km/h en 9,3 segundos, y alcanza una punta de 205 km/h, según los datos oficiales.

Prueba del Jaguar E-Pace
Prueba del Jaguar E-Pace

El tarado del chasis del Jaguar E-Pace es sorprendentemente firme, y la respuesta es algo dura, especialmente con las llantas de 20 pulgada calzadas con neumáticos Pirelli de 245/45. A cambio, es ágil y deportivo, la dirección tiene una respuesta rápida y comunicativa. Por desgracia, pesa más que la media en este segmento: casi 1,9 toneladas. Una pena, porque con un motor tan brioso, si fuera algo más ligero, podría bajar de los 9 segundos en el cero a 100.

Con el motor de gasolina y 300 CV, la cosa cambia bastante. Mucho más refinado, la potencia te deja pegado al asiento literalmente, cuando le pides al E-Pace todo lo que da de sí. Y en este caso, las prestaciones también son bastante mejores: cubre el 0 a 100 km/h en solo 6,4 segundos, alcanza una velocidad punta de 243 km/h y con un consumo, bastante aquilatado, de 8,0 litros cada 100 km.

Con unos precios que parten de los 37.450 euros, promete dar mucha guerra a rivales como el BMW X1… Un felino con hambre ha llegado al gallinero, así que el alboroto está asegurado…

Imagen de perfil de Alfredo Rueda

Periodista apasionado de todo lo que tenga motor: Coches, motos y ahora, también, cacharritos con alas...

Lecturas recomendadas