Prueba

Peugeot 208 THP 155: diversión en frasco pequeño

Kike Ruiz

29/04/2013 - 13:12

Después de la versión GTI de 200 CV, la variante con más ‘chispa’ de la gama es este Peugeot 208 THP 155. Potencia de sobra para divertirte al volante

Buscas algo con gancho en la conducción y no te importa acudir a repostar más a menudo si a cambio te diviertes al volante. Por eso te has decidido por este Peugeot 208 THP 155. ¿Acierto de pleno? Veamos... Su motor de 1,6 litros es el mismo que te puedes encontrar en un Mini Cooper S, aunque con 155 CV.

¿Pocos? Para nada, sobre todo porque cuenta con un turbo que hace que la respuesta al acelerador sea más intensa a regímenes bajos. Si a eso le añadimos unas relaciones de cambio muy bien elegidas (el tacto del cambio no es tan preciso como cabría esperar en esta versión), este 208 THP se convierte en un pequeño atleta con unas aceleraciones más que convincentes: cuando se pone a empujar de verdad (tienes que  rebasar las 1.900 rpm), la entrega de fuerza es bastante lineal y sube hasta las 6.500 rpm.

Pero para nada serviría hacer un motor con tanta alegría si este no se acompañara de un chasis igual de divertido. Y ahí el Peugeot 208 tampoco me defrauda. Pisa con nobleza y te pone las cosas fáciles al volante, con un comportamiento predecible que te permite avivar el ritmo con bastante margen de seguridad. Lo mejor de todo es que este 208 no es, ni mucho menos, un coche incómodo de suspensiones y ofrece un agradable equilibrio general.

Bien equipado de serie, pero algo caro

Llegados a este punto, la pregunta es: ¿cuánto hay que pagar por esta diversión? Peugeot pone el listón en los 18.850 euros, una cifra alta que se atenúa en parte con un descuento de la marca de 1.210 euros. Pero es que un Seat Ibiza FR de 150 CV cuesta 17.000 euros y cuenta con el eficaz cambio de doble embrague, además de exhibir un comportamiento incluso más dinámico. Y ya puestos, si lo que buscas son más sensaciones puras y más potencia, un Skoda Fabia RS te ofrece un motor de 180 CV a 18.430 euros, lo que deja un poco en evidencia al 208.

A cambio de ese precio, el modelo del león monta un equipamiento de serie que no está nada mal y que, sobre todo, se puede completar con unas opciones cuyos precios tampoco son una locura (el navegador junto con la pantalla táctil de siete pulgadas cuestan 509 euros). Por último, en cuanto a la habitabilidad interior, las cotas le sitúan en la media del segmento. Por ejemplo, tiene que ceder terreno en las plazas traseras ante rivales como el Corsa, el citado Ibiza o el nuevo Clio. Pero, en definitiva, no está mal para una carrocería que no llega a los cuatro metros y que es incluso algo más pequeña que la de su antecesor, el Peugeot 207.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Kike Ruiz

Kike Ruiz

Redactor de AUTO BILD

Todo sobre

Peugeot 208 208 3P

Acabados de Peugeot 208 3P 2013 más populares:

Ver todos los acabados

La valoración de Auto Bild

6

Todo sobre Peugeot 208

Buscador de coches