Noticia

Volkswagen I.D: nos subimos al futuro de Volkswagen

Vicente Cano

02/03/2017 - 12:02

Subimos al Volkswagen I.D. tres años antes de su llegada al mercado para contarte cómo será el modelo sobre el que VW quiere asentar su porvenir. El Golf del siglo XXI es todavía mucho más avanzado en sus conceptos de movilidad y conectividad que en su diseño.

No te pierdas: ‘100 millones de Volkswagen son vulnerables al ‘hackeo’

El Volkswagen I.D llegará en año 2020, lo cual es pasado mañana en el mundo del automóvil, pero además será el primero de toda una nueva familia de coches eléctricos basados en este concepto I.D. al que podemos subir en el recinto ferial de la Expo de Lisboa, ubicación futurista para un concepto sobre el que descansa el porvenir de la marca alemana, ya que este coche pretende ser el Volkswagen Golf o el Beetle del siglo XXI. Para ello, los diseñadores  han creado una carrocería futurista, pero asentada en los códigos de diseño que VW viene usando en los últimos años, con por ejemplo la misma línea de cintura que puedes ver en el Polo o en el Golf.

Como la familia I.D. de Volkswagen será 100% eléctrica, están desarrollando una nueva plataforma con  un chasis asentado sobre una batería modular completamente plana al estilo del Tesla Model S “pero con células de coche, no de ordenador, como el Tesla” recalcan en la marca. Esto otorgará al Volkswagen I.D. una autonomía estimada entre 400 y 600 km, dependiendo de cuánto sean capaces de reducir el peso final del vehículo. El motor previsto entregará 170 CV y será capaz de acelerar el ID hasta 100 km/ en solo 8 segundos aunque la velocidad máxima estará limitada a 160 km/h. Y gracias a esta configuración, el reparto de pesos será 48:52.

VÍDEO: Teaser del eléctrico que Volkswagen presentará en el Salón París 2016

El plan de Volkswagen es fabricar 1.000.000 de unidades de la familia I.D. para 2025 con el objetivo de abaratar el precio de los componentes y los costes de producción y así poder ganar dinero incluso ofreciendo sus modelos a un precio competitivo. ¿Cuánto costará el Volkswagen I.D.? La marca afirma que lo mismo que un diésel de su misma potencia, es decir, unos 34.000 euros para el mercado español y quizá para ese año ya no existan ayudas específicas para la compra de coches eléctricos. Por lo menos lo dudo en España si la cosa va tan bien como espera la marca.

Echa un vistazo al siguiente vídeo de presentación del Volkswagen I.D

El motor eléctrico desarrollado por Volkswagen para el ID, al no ser mucho mayor que una caja de zapatos, va debajo de un maletero, que no es excesivamente grande para un modelo con casi la misma batalla -2.750 mm- que un Volkswagen Passat. Sin embargo, en la parte frontal también habrá un compartimento para guardar cosas, que los diseñadores han bautizado como frunk -de front y trunk-. Eso sí, nadie que tenga un ID va a echar en falta espacio de almacenaje porque los asientos posteriores se pueden plegar hacia arriba, como puedes ver en la galería, lo que deja un hueco para la carga de 960 litros.

En un habitáculo con un fondo completamente plano gracias a la arquitectura Modular Electric Drive Kit (MEB), este espacio más que aprovechable, en parte gracias también al sistema de apertura de puertas sin pilar B. Volkswagen usará la MEB, que puede estirarse hasta 15 centímetros en la misma línea de producción, para hacer todos sus modelos iniciales de la familia I.D. De hecho, como la MQB, esta arquitectura permitirá a Skoda y Seat fabricar sus propios eléctricos. Esta es solo una de las muchas soluciones innovadoras del I.D., aunque la mayoría del resto están orientadas al interfaz hombre máquina y a los servicios de conectividad.

Uno de ellos, será por ejemplo que el VW I.D. podrá recibir paquetes por ti. Para ello, VW ya negocia con empresas de mensajería que podrían abrir el coche gracias a un app y hacerte así las entregas donde esté tu I.D. En este coche revolucionario no encontrarás un solo botón en el habitáculo. Para empezar, porque tu configuración de usuario (emisoras de radio, color ambiental, posición y calefacción del asiento, contactos del móvil, 'playlists', etc, etc) se guardará en tu smartphone que, de hecho, actuará también como la llave del propio vehículo. De ahí un poco el concepto I.D de Volkskwagen.

En el interior de cada una de las puertas, que se abren en abanico sin pilar B, hay una serie de controles para regular la climatización, bloquear o abrir o, incluso, responder a llamadas telefónicas. Una vez tras el volante, resulta un poco raro tener una superficie tan diáfana, pero la ergonomía está tan bien cuidad y dispones de tanta información a través del head-up display tamaño XXL sobre el que el I.D. te mostrará la trazada idónea de las curvas y del retrovisor central, que te ofrece imágenes de las cámaras que rodean el vehículo según qué maniobra estés realizando.

A esto último tardas algunos segundos en acostumbrarte, pero no funciona mal, como pude comprobar al probar el Volkswagen I.D. prototipo. Lo que sí mola bastante es que en la parte inferior del volante hay cuatro comandos para manejar el cambio, que solo dispone de una marcha. Además, la dirección permite casi dos giros completos hacia cada lado y es que el VW I.D. tiene un radio de giro de solo 9,9 metros. Porque, a partir de 2025, el Volkswagen I.D. podrá disponer de un modo de conducción completamente autónomo. Es lo que Volkswagen afirma que tardará en legalizarse este escenario de coches 100% automatizados.

Lecturas recomendadas

Todo sobre

Volkswagen

Modelos de Volkswagen más populares

Ver todos los modelos

Buscador de coches