Comparativa

Coches 4x4

Comparativa: Volkswagen Tiguan contra BMW X1 y Mercedes GLA

Versiones comparadas:

Rebeca Álvarez

29/10/2016 - 12:28

El Tiguan es el rey de los SUV compactos generalistas. Pero ahora tiene un reto aún mayor: plantar cara al BMW X1 y al Mercedes GLA. ¿Tan bueno es el nuevo todocamino de Volkswagen? Lo enfrentamos a los SUV premium de moda.

Lo tiene todo y no lo hace nada mal, como podrás comprobar en esta comparativa. El nuevo Volkswagen Tiguan, desde luego, es un coche que ha crecido en todos los aspectos. En el segmento de los SUV compactos es una apuesta segura. Especialmente su variante 2.0 TDI con 150 CV que da la impresión de ser un modelo casi imbatible.

No te pierdas: Cazado el que podría ser el Volkswagen Tiguan R

La pregunta es: ¿es lo mejor que se puede comprar por unos 35.000 euros? En el debut del primer Tiguan, allá por 2007, habríamos dicho que sí sin pensarlo. Pero ahora, a su nivel hay otros SUV premium que también hacen las cosas muy bien.

Por ejemplo, BMW. Con la nueva generación del X1 podemos decir que les ha salido un SUV compacto absolutamente redondo. El coche bávaro tiene unas facultades dinámicas de primera línea. Además, el BMW es muy espacioso y recurre a alegres motores asociados a la soberbia transmisión automática de ocho velocidades. ¿Cómo se puede superar algo así?

Volkswagen Tiguan contra Seat Ateca

Hay otro candidato dispuesto a empañar el reinado de Volkswagen y viene de la mano de Mercedes. En este caso, los de Stuttgart optan por una carrocería que se sale de la norma. El musculoso GLA huye del típico diseño rectangular de los SUV, lo que no impide que tenga rasgos offroad en su diseño. También te encontrarás un eficiente motor diésel y la levemente elevada carrocería proporciona esa sensación de ir en una postura más alta de lo habitual. Detalle que tanto se cotiza en los SUV. Dicho esto, la cuestión está clara: ¿es el Volkswagen Tiguan lo suficiente bueno para vencer a estas marcas premium?

VW Tiguan: perfecto equilibrio

Con el nuevo propulsor 2.0 TDI, Volkswagen presenta un motor ecológico que utiliza AdBlue (12 litros para 6.700 kilómetros). Aunque tenga un par máximo de 340 Nm, lo cierto es que el empuje que transmite a la hora de mover 1,7 toneladas no es muy espectacular. Con todo, sus aceleraciones son más que respetables y, lo más importante, no es excesivamente tragón.

En ningún caso ha consumido más de 6,5 l/100 km de media. Además, es muy silencioso y apenas se perciben vibraciones. Una fluidez que se ve eclipsada por el funcionamiento de su cambio automático de doble embrague. Se toma más tiempo del deseado para iniciar la marcha a la salida de los semáforos y al reducir, haciendo 
kickdown, también se lo piensa más que el X1, cuyo cambio de ocho velocidades es más eficaz. 

Pero, una vez en marcha, el excelente comportamiento del Tiguan hace olvidar todo esto, gracias a su equilibrado chasis. Por un lado, ofrece una respuesta ágil y, por otro, un rodar muy confortable. En el modo Comfort, los amortiguadores se vuelven más suaves. A pesar de todo, en las juntas de carretera transversales y en irregularidades muy pronunciadas se muestra menos cómodo que el BMW. El Tiguan debería tener una respuesta algo más suave. Dicho de otro modo: si la carretera está en buen estado, su comportamiento es impecable. 

Te interesa: Los cinco rivales del Volkswagen Tiguan

Lo mismo puede decirse del resto: los asientos son excelentes, la ergonomía está muy lograda, es el que más habitabilidad ofrece y el que más mima a sus ocupantes. La nueva instrumentación virtual tiene muchas virtudes, pero un manejo que, a veces, obliga a pasar por demasiadas funciones. Le acompaña una gran pantalla táctil central que posibilita un manejo del navegador relativamente sencillo.

Su interior está realizado con materiales de calidad. Eso sí, quien quiera llevar mucho equipaje, deberá tener brazos fuertes, porque el respaldo trasero se abate fácilmente, pero requiere esfuerzo para devolverlo a su posición. Esto no encaja con el moderno planteamiento del Tiguan. Y es que ofrece una batería de asistentes tan amplia que hay algunos que ni imaginarías, como el Trailer Assist (880 euros), que es un sistema de ayuda al aparcamiento que puedes usar con remolque.  

BMW X1: dinámico y confortable

Aunque con las cifras en la mano el BMW X1 sea algo más pequeño que el Tiguan, no puede decirse que sea claustrofóbico. Solo en el maletero se nota que la carrocería del BMW es menor, ya que cubica 110 litros menos. Pero a cambio, su aprovechamiento de la potencia es más efectivo.

Te interesa: BMW X1 2016, ¿18d o 20d?

Se aleja sin problemas del Mercedes, menos potente, y se pone por delante del Tiguan, aunque tengan los mismos caballos. La respuesta más eficaz de su cambio, así como un peso menor logran que no solo subjetivamente se perciba una mayor aceleración. En el 0 a 100 km/h, cronómetro en mano, le saca al Volkswagen cinco décimas y en las recuperaciones de 80 a 120 km/h, casi un segundo. Demuestra que su motor diésel con 330 Nm de par máximo tiene más garra. Además, con sus 6,1 l/100 km frente a los 6,3 litros del VW, consume menos combustible. 

En el BMW también trabajan unos amortiguadores regulables. Sorprendentemente, es el que ofrece mayor confort de esta comparativa. El chasis del X1 tiene un funcionamiento limpio y filtra con mucha eficacia incluso sobre baches pronunciados. Asimismo, el BMW es el más dinámico. Su frenada es perfecta, el cambio funciona de maravilla, la dirección responde con exactitud... El comportamiento es soberbio y tampoco hay quien siga al X1 por una carretera de curvas. 

Mercedes GLA: pura pasión

De acuerdo, el Mercedes está diseñado con el corazón. Pero su ventaja en estilo tiene otras desventajas: su visibilidad es menor, es menos espacioso y acceder/salir, por las puertas traseras con su escasa apertura, requiere de bastante elasticidad.

No te pierdas: Mercedes GLA 2017, ¡cazado casi al desnudo!

Las plazas posteriores, ni por tamaño ni por ergonomía, son las más recomendables para viajes largos. Pero una vez en marcha, el Mercedes GLA hace las cosas muy bien. El motor transmite mucha energía e incluso por debajo de las 1.500 vueltas empuja con ganas. Con todo, la respuesta es más tosca y ruidosa que la de los cuatro cilindros de BMW y Volkswagen. 

El Mercedes es el menos potente de los tres, pero eso no lo amilana. Como pesa 100 kilos menos que el Tiguan, las aceleraciones que hemos medido son muy respetables (de 0 a 100 km/h en 9,2 s). Por desgracia, sus frenos también son menos efectivos que los de sus competidores. El GLA, en frío, requiere más de un metro extra para pasar de 100 km/h a 0. Y esto le resta puntos, claro. Como hemos dicho al principio, buscamos al SUV mejor SUV compacto y lo tenemos: ¡VW Tiguan!

Conclusión

El Tiguan es un excelente compañero para el día a día. Un enorme maletero de 615 litros, mucha habitabilidad y unos asientos excelentes lo convierten en un amigo para toda la familia. Al mismo tiempo, tiene un comportamiento de gran nivel. El BMW se conduce aún mejor, pero tiene menos posibilidades de conectividad multimedia. El Mercedes, sencillamente, es demasiado pequeño para este segmento.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches