Skip to main content

Reportaje

Motor

Seat Tarraco 2021, 7 virtudes y 2 defectos

Seat Tarraco 2021
Novedades interesantes.

El Seat Tarraco 2021 no es una actualización per se del todocamino grande, pero sí que la marca ha aprovechado para introducir ciertas novedades en su gama que son dignas de mención, cubriendo ciertas necesidades que hasta ahora estaban huérfanas. Te contamos cuáles son sus 7 virtudes y sus 2 defectos.

VÍDEO: Seat Ateca y Seat Tarraco 2021

Virtudes

Espacio

Es un coche grande (4.728 mm de longitud, 1.839 mm de anchura y 1.658 mm de altura), por lo que garantiza una versatilidad y un espacio interior que otros vehículos no pueden, más en su caso concreto gracias a la configuración de siete plazas, pudiendo abatir tanto la segunda como la tercera fila para otorgar más capacidad al maletero en el caso de necesitarlo.

Acabado FR

El Seat Tarraco no es el modelo más deportivo de la gama, pero sí que es merecedor de lucir más dinámico, algo que la marca ha conseguido con el añadido del acabado FR. Éste cuenta con paragolpes específicos, alerón trasero, parrilla oscura, asientos deportivos, pedales de aluminio, volante de cuero, suspensión deportiva, etc.

Por fin el combo 150 CV + cambio automático

La gama mecánica del Seat no es excesivamente amplia, pero la marca española ha ido completándola en los últimos meses añadiendo versiones muy demandadas por los potenciales clientes. La que más destaca es la de acceso de gasolina, de 150 CV, que se puede combinar con la caja de cambios automática DSG con la tracción delantera. Esto hace que sea más ligera y que tenga un peso más ligero que la variante equipada con tracción integral.

Prueba Seat Tarraco 2021: tecnológico, conectado... y aspirante a mucho más

El diésel es todavía más potente

La gama mecánica de combustión del modelo se estructura en dos pares de motores, dos gasolina y dos diésel, que hasta ahora se calcaban en cuanto a potencia: 150 CV para la versión de acceso y 190 para la superior. Sin embargo, Seat ha actualizado el tope de gama de gasóleo añadiendo 10 CV extra para que llegue hasta los 200.

Tecnología

Va cargado en este aspecto: controles de voz, sistema de infoentretenimiento con pantalla de 9,2 pulgadas, conectividad tanto con Android Auto como con Apple CarPlay, SIM integrada (gratis el primer año) y una dotación de asistentes de conducción que incluye frenada automática de emergencia, mantenimiento de carril, asistente de emergencia, alerta de tráfico posterior, etc.

Modos de conducción para todos los gustos

Es posible elegir entre diversos modos de conducción que se adaptan a la condiciones de cada momento. En este aspecto las versiones de tracción delantera se “conforman” con cuatro opciones (Normal, Eco, sport e Individual) a las que las de tracción integral suman otras dos (Off-Road y Snow).

Híbrido enchufable

Todavía no está disponible, pero saber que a corto plazo el todocamino dispondrá de una variante PHEV, siempre es un punto a favor. Combina un bloque 1.4 TSI de 150 CV con un motor eléctrico de 116 para desarrollar 245 CV en conjunto y, además, dispone de una batería de 13 kWh que le permite circular más de 50 kilómetros en modo eléctrico. Seguro que atraerá a bastantes clientes.

Defectos

Sin versiones de gas

Aunque la variante electrificada esté al caer, se echa de menos que el fabricante haya incluido una versión TGI de Gas Natural Comprimido (GNC) en la gama del Tarraco, como sí tienen los Seat Ibiza, Seat Arona e incluso el León de la generación previa. Eso sí, también hay que admitir que la mecánica de 90 CV de la disponen se quedaría algo corta, haría falta un propulsor con mayor potencia.

Precio

No se trata de un vehículo caro y, para que nos entendamos, “está en precio” para lo que debería costar un SUV generalista de siete plazas, pero eso no quita que haya que desembolsar como mínimo 30.400 euros.

Más:

SUV

Y además