Reportaje

Coches 4x4

Rotular el coche con vinilos

Zoilo Andrés

10/10/2011 - 18:53

Te proponemos una solución alternativa a la pintura: rotular el coche con vinilos. Cuesta poco pero, eso sí, requiere un esmerado trabajo de precisión.¿Prefieres que tu vehículo luzca el tan de moda color negro mate en vez de ese anodino gris metalizado, pero temes que te cueste un riñón? Aprende a ponerle vinilos al coche.

Rotular tu coche con vinilos es una solución más económica si estás cansado de su color actual. "Sí, tenemos un negro mate espectacular", dice el responsable de una de tantas empresas de vinilos de nuestro país, rodeado de una colorida paleta de modelos. "Es uno de los 48 colores que ofrecemos ahora mismo".

El pedido que les ha llegado hoy es un Volkswagen Amarok de un concesionario cercano. La verdad es que el pick-up va de negro y no tiene un aspecto demasiado atractivo para que su dueño sea el centro de todas las miradas, que es lo que quiere. Para eso yo lo habría decorado de rosa 'fosforito', pero Marcos ha elegido una pegatina blanquiazul y es que, tras sacarlo del concesionario con ese negro tan serio, seguía sin verlo demasiado optimista...

Bueno y, ¿por cuánto sale la broma de rotular tu coche con vinilos? Pues si te lo haces tú, evidentemente, te costará mucho menos. Para que te hagas una idea, un vinilo negro mate de 10 x 1,52 metros vale unos 380 euros, y con eso te da de sobra para todo el vehículo. Ahora, si lo llevas a una de las múltiples empresas que hay en el territorio nacional dedicadas a rotular coches, el capricho puede llegar a suponer 1.500 o 2.000 euros.

Hay que distinguir dos tipos de películas: las fundidas y los vinilos calandrados. En Internet puedes encontrar muchos comentarios afirmando que las películas fundidas son las mejores. "La verdad es que es una generalización absurda; esa afirmación viene seguramente de páginas con intereses bastante claros", afirma Jorge, el dueño del taller que he visitado. "En este caso, vamos a utilizar una película calandrada, ya que es más rígida, resistente y dura. Es decir, completamente apropiada para un 4x4 como éste". Una ventaja del vinilo fundido es su mayor elasticidad. Un vinilo tiene fecha de caducidad y, por eso, Jorge recomienda cambiarlo tras cinco años: "el plastificado se pierde y puedes quitar el vinilo del tirón sin dañar la pintura". La garantía del fabricante sirve para un tiempo que oscila entre los cinco y los siete años.

El vinilo envejece igual que la pintura: los excrementos de los pájaros y el sol aceleran su desgaste. Pero el adhesivo rojo se apaga menos que la pintura roja. Se recomienda abrillantarlo y conservarlo con productos de limpieza de pintura normales. Este taller tiene veinte empleados, la mitad de ellos dedicados en exclusiva a la rotulación de vehículos. "Por aquí pasa desde una furgoneta de una pastelería hasta una moto que tenemos que rotular con los colores de Pedrosa", me dice el dueño.

El personal recibe un curso de cuatro semanas antes de ponerse manos a la obra con los vehículos de los clientes. Para hacerlo realmente bien, realizan prácticas durante seis meses. "Al principio, el vinilo les gana la batalla y les cuesta dejar los acabados perfectos", afirma el responsable de la empresa especializada en rotulación Signarama, "pero tras dos meses de prácticas manejan el material a la perfección".

Lecturas recomendadas

Buscador de coches