Skip to main content

Reportaje

Motor

La increíble historia del Toyota Land Cruiser

Toyota Land Cruiser

Si tuviésemos que buscar en el mercado un vehículo duradero, resistente, fiable y, prácticamente, irrompible una de las elecciones más adecuadas sería, probablemente, el Toyota Land Cruiser. Un modelo que, con casi 65 años de historia y más de 6,5 millones de ventas, ha sido fabricado desde el principio para sobrevivir en los lugares más exigentes. Esta es la increíble historia del Toyota Land Cruiser.

Prueba Toyota Land Cruiser 2018: con el todoterreno auténtico por Namibia

El Toyota Land Cruiser nació en medio de una guerra. Cuando Corea del Norte invadió Corea del Sur en 1950, las Naciones Unidas y Estados Unidos apoyaron a la segunda. De manera indirecta, Japón se convirtió en su suministrador de vehículos y recibieron el encargo de diseñar un vehículo compacto para el ejército estadounidense. Basándose en su experiencia militar, Toyota fue la elegida.

La increíble historia del Toyota Land Cruiser

De Jeep BJ a Toyota Land Cruiser

En 1951, la marca japonesa combinó el chasis del camión Tipo SB con el motor de 3.4 litros de gasolina del Tipo B. Inspirándose en el Jeep Willys, Toyota lo bautizó como Jeep BJ y dos años después ya estaba listo para ser producido a gran escala. No obstante, en 1954 Willys Company les recordó que la suya era una marca registrada y se vieron obligados a cambiar el nombre de aquel 4x4. Acababa de llegar el Toyota Land Cruiser.

Serie 20

En 1955 llegó la Serie 20, es decir, la segunda generación del Toyota Land Cruiser. A nivel estético la evolución fue leve ya que los verdaderos cambios estaban bajo la carrocería con un motor de hierro fundido de la serie F, que ofrecía un 23% más de potencia. Llegó acompañado de una suspensión de ballesta para absorber las sacudidas y unos nuevos cojinetes de goma en la suspensión para reducir las vibraciones en el habitáculo. Además, la distancia entre ejes se acortó aún más para mejorar la maniobrabilidad y apareció una variante con mayor batalla y una capacidad de carga superior.

La increíble historia del Toyota Land Cruiser

Serie 40

La tercera generación del Toyota Land Cruiser, el Serie 40, llegó en 1960 conservando la misma fórmula y aplicando un refinamiento general. Uno de los principales cambios fue la posibilidad de seleccionar tres modos de conducción distintos en función del tipo de terreno. Además, se siguió utilizando una transmisión manual de tres velocidades, que ahora incluía una caja de transferencia que reducía las relaciones globales para ofrecer seis velocidades: tres para carretera y tres para todoterreno.

Land Rover Defender 2020 o Toyota Land Cruiser, ¿cuál es más 4x4?

En 1967 se introdujo la nueva variante FJ55 con una mayor capacidad de carga y en 1980 sue sustituida por la Serie 60, que era más grande, más espaciosa y, además, mejoraba la calidad de la marcha al mismo tiempo que ofrecía un interior más lujoso.

La increíble historia del Toyota Land Cruiser

Serie 70

Después de algo más de dos décadas, llegó la Serie 70 del Toyota Land Cruiser: una generación para la que los japoneses hicieron borrón y cuenta nueva. En aquel momento, el mercado era más competitivo y los conductores pedían, cada vez más, vehículos de uso recreativo. Así las cosas, el Land Cruiser se presentó con dos formatos:

  • Heavy Duty (alto rendimiento): enfocado para los que necesitaban resistencia a expensas de un confort más limitado.
  • Light Duty (bajo rendimiento): para aquellos que necesitaban más comodidad en sus largos trayectos con amigos y familia. Esta versión terminaría separándose de la primera para adoptar una nueva identidad: el Land Cruiser Prado.

Serie 90

En 1996 se lanzó la Serie 90 para dar al Toyota Land Cruiser una conducción 4x4 sin renunciar al confort ni al placer de la conducción. Con una atractiva nueva imagen, el fabricante japonés dio a su todoterreno una nueva dirección de cremallera para crear una sensación más parecida a la de un turismo y una nueva suspensión delantera que proporcionaba algo más de comodidad sin sacrificar la capacidad todoterreno. La carrocería familiar, por su parte, se actualizó con la Serie 100.

La increíble historia del Toyota Land Cruiser

Serie 120

Por primera vez en su historia, el diseño exterior del Toyota Land Cruiser salió de Japón para poner rumbo a Francia. La Serie 120 marcaba las diferencias desde el principio y añadió el primer sistema electrónico de asistencia para arranque en pendientes, control de descenso y una mayor rigidez estructural para mejorar la maniobrabilidad, la estabilidad y el silencio. Cinco años después, su hermano mayor, la Serie 100 fue sustituida por la Serie 200: más larga y ancha.

Serie 150: hasta ahora, el último capítulo

En 2009, Toyota escribía el que, hasta ahora, es el último capítulo del Land Cruiser: la Serie 150. Una vez más, Francia lideró la renovación del diseño concibiendo a un modelo más pequeño que incorporaba rasgos de diseño de la Serie 200.

La increíble historia del Toyota RAV4: ¡sí, ya es un clásico!

Con una imagen más poderosa, el nuevo Toyota Land Cruiser incluía control de avance lento y un nuevo sistema de selección terreno que daba a los conductores la posibilidad de adaptar la configuración del vehículo en función de si circulaban por la playa, por terrenos más técnicos, por otros más traicioneros… Manteniendo, así, los atributos por los que se hizo famoso.

Más:

Todoterreno

Y además