Skip to main content

Reportaje

Motor

La increíble historia del Suzuki Vitara

La increíble historia del Suzuki Vitara

Es uno de los todoterrenos más vendidos de la historia

Actualmente, el mercado está dominado por los crossovers, todocaminos o SUV. Una moda que, lejos de caducar, sigue avanzando, engullendo a otros segmentos, otrora populares, como el de las berlinas. Pero hay remontarse varias décadas atrás para encontrar el primer SUV. Esta es la increíble historia del Suzuki Vitara.

Al menos así es como considera Suzuki a su todoterreno más exitoso, que nació en 1987 y ya va por su cuarta generación. A lo largo de sus más de 30 años, ha perdido ciertas capacidades off-road para convertirse en un moderno y polivalente vehículo, a medio camino entre un SUV y un todoterreno

El Suzuki Vitara es un vehículo que, desde su lanzamiento, han sido muy innovador. Presentaba unas cualidades óptimas para una conducción en terrenos exigentes, gracias a su altura elevada, su carrocería compacta y su peso contenido. Pero también era un vehículo ideal para circular por ciudad

Historia del Suzuki Vitara: primera generación (1987-1998)

La increíble historia del Suzuki Vitara
La primera generación del Suzuki Vitara era un todoterreno compacto y muy robusto

La primera generación del Vitara fue presentada en el Salón de Tokio de 1988, aunque su desarrollo comenzó un año antes. Desde el primer momento causó buena sensación, destacando por un diseño muy robusto y muy buenas dotes fuera del asfalto

Además, el todoterreno japonés disponía de un puesto de conducción elevado y ofrecía un buen confort de marcha, así como un tacto de conducción suave más parecido al de un turismo que a los 4x4 de entonces. De ahí que sea considerado como el abuelo de los modernos SUV

En cuando al diseño, la primera generación del Vitara lucía una carrocería muy compacta, de tres puertas y 3,56 metros de largo, con líneas musculosas y muy marcadas, la presencia de la rueda de repuesto en el portón trasero y un techo que podía ser de lona o de fibra y que se podía descubrir, imitando al Jeep Wrangler

Una característica importante del 4x4 de Suzuki y que explica, en parte, su éxito comercial, era el peso. Apenas llegaba a los 1.000 Kg, lo que lo convertía en el todoterreno más ligero del mercado. 

Mecánicamente, estaba movido por un motor de gasolina 1.6 litros de 80 CV, suficientes para un vehículo poco pesado. Más adelante, la marca estrenó un motor diésel y un potente V6 de gasolina con 134 CV. Todo ello, unido a una suspensión bien ajustada, una buena altura libre al suelo y una tracción integral

Segunda generación (1998-2005)

La increíble historia del Suzuki Vitara
La segunda generación introdujo una versión de siete plazas

Diez años después del lanzamiento de la primera generación, apareció la segunda, que presentaba una importante novedad: pasaba de llamarse Vitara a Grand Vitara. El cambio de nombre significaba un notable aumento de tamaño. También lucía un diseño más moderno y menos anguloso, acorde con los nuevos tiempos. 

En cuanto a su funcionamiento, el Grand Vitara incluía una novedad destacada: ya no tenía reductora. En su lugar, un botón en el salpicadero permitía pasar de la configuración 4x2 a 4x4. Además, tenía un chasis mejorado para optimizar el comportamiento del vehículo. 

La tercera novedad importante de la segunda generación fue la aparición de una versión de siete plazas, llamada Grand Vitara XL-7, que aumentaba la batalla en 3,20 centímetros y la longitud en 4,85 centímetros. Esto permitió aumentar la habitabilidad sin mermar el maletero. 

La oferta de motores se componía de tres versiones de gasolina y dos diésel. Las de gasolina eran un 1.6 litros de 96 CV, un 2.0 litros de 128 CV y un V6 2.5 litros, de 144 CV. En el lado diésel, había un 2.0 litros de origen Mazda, con 87 CV y un 2.0 litros turbodiésel de 110 CV, con inyección directa. 

Tercera generación (2005-2014)

La increíble historia del Suzuki Vitara
La tercera generación evolucionaba hacia un SUV

La segunda generación no fue tan longeva como la primera y, en 2005, siete años después, llegó la tercera. Aquí se perciba ya una clara evolución hacia lo que luego entenderíamos como un SUV, dejando atrás su filosofía 4x4. 

El nuevo Vitara estaba construido sobre un chasis monocasco con dos largueros longitudinales integrados, suspensiones independientes en cada rueda y, por primera vez, incluía un selector con cuatro modos de conducción para la tracción total

En Europa se vendió con una carrocería de cinco puertas, pero existió una versión de tres puertas para algunos mercados. También mantenía la variante con siete plazas. La oferta mecánica era principalmente de gasolina, con un 1.6 litros de 106 CV, un 2.0 litros de 140 CV, un 2.4 litros de 166 CV y un V6 2.7 litros de 185 CV. El único diésel era un 1.9 litros de 129 CV.

Cuarta generación (2014-presente)

La increíble historia del Suzuki Vitara

Finalmente, llegamos a la cuarta y actual generación, presentada en 2014, aunque recibió una actualización en 2019. En este caso, encontramos un SUV moderno, más urbano y sofisticado, siguiendo la tendencia del mercado actual. 

Esta generación incluye un notable equipamiento tecnológico, con diferentes soluciones en materia de entretenimiento y conectividad, gestionadas por un sistema multimedia con pantalla táctil. Un Vitara adaptado a los tiempos que corren. 

igualmente ha mejorado considerablemente el apartado de seguridad, incluyendo numerosos asistentes a la conducción, como la frenada automática de emergencia, el control de crucero adaptativo o la alerta de cambio de carril. 

Salió al mercado con dos motores, un 1.6 litros de gasolina, con 120 CV, y un diésel de 140 CV. Pero el restyling de 2019 incorporó una mecánica Mild-Hybrid de 129 CV, con un bloque 1.4 litros unido a pequeño motor eléctrico de 14 kW y una batería de 48 voltios y 0,38 kWh. 

Como ocurre en los demás modelos con hibridación ligera, el motor eléctrico no impulsa al Vitara, sino que actúa como generador, motor de arranque y permite recurar energía en fases de desaceleración, además de apoyar al motor de gasolina. Gracias a esto, obtiene la etiqueta ECO de la DGT

El mítico Suzuki Escudo Pikes Peak

Y no podíamos terminar la historia del Suzuki Gran Vitara sin mencionar la versión de competición más espectacular y que muchos recordarán: el Suzuki Escudo Dirt Trial construido para el Pikes Peak International Hill Climb de 1998.

Escudo era el nombre del Vitara en Japón y estaba animado por un propulsor V6 biturbo de 2.5 litros que desarrollaba nada menos que 995 CV a 9.000 vueltas, unido a un avanzado sistema de tracción total y con un ridículo peso de 800 Kg. Esto hacía que el coche volara hasta alcanzar los 336 km/h

Etiquetas:

Todoterrenos

Y además