Skip to main content

Reportaje

Coches clásicos

La increíble historia del Audi 200

Audi 200

La foto de apertura te habrá descolocado un poco. Aunque si pasas de los treinta años, estoy seguro de que te ha resultado más familiar de lo que creías. ¿Un Audi... 100? ¡Casi! Pero no. ¿conoces la increíble historia del Audi 200? Es más: ¿eras consciente, al menos de la existencia de este modelo?

Pues ya lo creo que existió y aunque su diseño no era espectacular y quedaba eclipsado incluso por otros modelos de la propia firma, el 'Doscientos' estaba muy por encima de la media en muchas cosas, como la tecnología, la calidad, el lujo y el confort. Y más, en un mercado como el español... 

Especial coches clásicos

Aquí, tuvieron que pasar muchos años para que este modelo se empezara a ver. Y en realidad, casi cualquiera que fuera de importación, porque el impuesto de lujo que se aplicaba al automóvil y el proteccionismo arancelario no decayeron totalmente hasta la entrada de nuestro país en la Comunidad Económica Europea, en 1986.  

VÍDEO: Lo de este Audi 100 es de locos, pero nos encanta... ¡tracción quattro al poder!

Recuerda que a finales de los 70, en nuestra recién estrenada democracia, los coches de representación iban a estar copados por ejemplares como el Seat 132, el Renault 20, el Citroën CX, el Peugeot 504, el Chrysler 180... y poco más. Así que cualquier automóvil que poco a poco fuera llegando desde el exterior tenía, por lo menos, un halo de exclusividad que le daba muchos enteros. 

En busca de su propia identidad

Pero en su Alemania natal, aunque te cueste creerlo, era un tiempo en el que Audi aún se veía como el 'hermano pobre de Mercedes', la firma de lujo por excelencia en Europa. BMW había ido adquiriendo poco a poco un regusto a 'berlina deportiva' que la situaba en un nicho de mercado en el que se iba a sentir cada vez más cómoda.

Por contra, los de los cuatro aros, a pesar de haber escrito brillantes páginas en la historia del automovilismo en la primera mitad del siglo XX, quedaba un poco desdibujada... y el hecho de que su logo, a su vez, estuviera tan ligado en sus orígenes a Horch, DKW, NSU, Auto Union... no ayudaba demasiado. Por no hablar de sus modelos más prácticos, de su posterior adquisición por el Grupo VW... 

Era el momento de dar prestigio a la firma y no sólo entre sus clientes. Así que los años 80 comenzaron con nuevos e ilusionantes proyectos, dentro de las sobriedad de los diseños y de unas calidades muy por encima de la media, pero sin la ostentosidad de los de la estrella. 

Lujo con piel de cordero

En España un Audi nunca fue un producto generalista, y el Audi 80 tampoco sería nunca una berlina media para cualquiera. Así que, en consecuencia las versiones Coupé o Cabrio o el derivado 90, menos. Y el Audi 100 se escapaba del presupuesto de quienes los anteriores eran ya un esfuerzo económico. 

La increíble historia del Audi 200

Pero en pleno auge de ideas y ganas de animar la imagen de la firma, al tiempo que se iniciaba la legendaria tecnología a las cuatro ruedas con el Audi Quattro y su exitosa irrupción en el mundo de la competición, los de Stuttgart quisieron dar un paso más allá y sacar pecho ante el segmento de las berlinas de lujo y representación. Sólo que a su estilo. 

El Audi Quattro cumple 40 años

Así, en 1979, se presenta una versión del Audi 100 más potente y equipada: el Audi 200, que vería la luz un año después. 

Una familia 'bien'... aunque pequeña

De este modo, comenzaba hace 40 años la increíble historia del Audi 200, uno de los coches más impresionantes de aquellos años, aunque a primera vista no lo pareciera tanto ni antes ni ahora. Y eso que por fuera se distinguía del 100 en el doble faro rectangular en en unos marcos cromados, parachoques reforzados y con acero inoxidable, spoiler delantero, llantas exclusivas de 14" y 16 radios...

En el habitáculo, asientos mejorados, luces de lectura, elevalunas eléctricos, aire acondicionado... Y bajó el capó, un motor de 2.144 cc repartidos en los 5 cilindros de este bloque atmosférico con inyección K-Jetronic de Bosch de 136 CV (para la versión SE del Audi 200) u otro 5 cilindros, pero turbo (versión Audi 200 Turbo 5T) con una potencia de 170 CV y 202 km/h de velocidad punta, lo que lo convertían en el tracción delantera más veloz del mundo.  

La increíble historia del Audi 200

La segunda generación llegó en 1982, adoptó como opción la tracción quattro, y en España empezó a identificarse (el modelo y la marca) como coche oficial. 

La increíble historia del Audi 200

40 años del cinco cilindros de Audi: ¡esta es su historia! 

Así, el Audi 200 fue creciendo en todos los aspectos -en acabados, tipos de carrocerías, motores, carreras...- durante los 80.

Audi V8 quattro DTM

A finales de la década, recibió los motores en V y el modelo llegó al final de su vida comercial en 1993. 

Audi V8
Así era el Audi V8 de calle
berlina lujo superlujo a8 largo

Así acababa la increíble historia del Audi 200, pero aún daría que hablar dos años mas tarde en la versión Audi 200 V8, con y el bloque 4.2 litros. De hecho, este modelo en España se asociará siempre al atentado terrorista que sufrió en 1995 el entonces candidato a la presidencia del Gobierno, José María Aznar.

Los mejores clásicos a subasta de Desguaces La Torre

La fortaleza de su estructura y la efectividad del blindaje fueron algunas de las claves para que el futuro presidente salvara la vida... y hace poco, pudimos ver el estado en el que quedó aquel vehículo, pues fue uno de los coches clásicos subastados por Desguaces La Torre.

 

Todo sobre Audi

Y además