Reportaje

Coche eléctrico

Diez razones por las que no cuaja el coche eléctrico

Diez razones por las que no cuaja el coche eléctrico

Susana Viñuela

12/28/2014 - 09:00

La aceleración de un coche eléctrico convence hasta al más escéptico. Pero las cifras no acaban de cuadrar: en lo que va de año se han vendido 1.107 eléctricos en España de un total de 781.868 vehículos. ¿Por qué no cuaja el coche eléctrico?

1. Oferta escasa

Todavía no existe un mercado competitivo. De momento los que más triunfan son el Nissan Leaf, Renault Zoe, BMW i3 y poco más. En su momento una opción urbana diferente como el Renault Twizzy parecía abrir un nuevo camino, pero tras 2012 se ha desinflado mucho y de cara al futuro hay prototipos de otros fabricantes que van incluso más allá. Además, en segmentos tan populares como el de los SUV apenas tienen presencia. Lo que está claro es que, por el momento, ningún modelo de serie ha triunfado.

AUTO BILD opina: ¡Un poco de paciencia! Cada vez llegarán más modelos nuevos. El mercado del automóvil evoluciona más lento que el de la tecnología.

2. Precios elevados

Un coche eléctrico, a día de hoy, es un artículo de lujo. Por el momento, el precio es elevado. El problema es la batería: sigue siendo cara, aun cuando se ha abaratado en los últimos años. Y, además, los coches eléctricos tienen poca autonomía. Además, el hecho de que no tengas que ir a la gasolinera no significa que te salgan gratis. Recargarlos supone un plus en la factura de la luz.

AUTO BILD opina: las baterías se irán abaratando y el combustible encareciendo. Y si esto no sucede, los coches eléctricos seguirán relegados a un mercado de nicho.

3. Poca autonomía

La mayoría de los coches eléctricos tiene la autonomía de un gasolina o un diésel en reserva. Por el momento, están limitados a llevarte al trabajo y traerte de vuelta a casa.

AUTO BILD opina: un coche eléctrico no es, por el momento, un coche polivalente. Y no lo será hasta que no haya una auténtica revolución de precios y tecnológica en lo que respecta a las baterías.

4. Mucho tiempo de recarga

Al final, dependes de un cable, como con tu móvil. Pero algunos coches eléctricos como el Renault Zoe demuestran que basta media hora para tener energía para ir del trabajo a casa.

renault zoe

AUTO BILD opina: la evolución de las baterías debe llevar asociado un menor tiempo de carga. ¡Por favor, queremos más rapidez! Técnicamente es posible, pero cuesta dinero. Otra solución podrían ser las ‘electrolineras’ para el cambio completo de las baterías, pero requieren de una gran inversión e infraestructura.

5. Tarifas confusas

Anteriormente había tres tipos de tarifas (sin discriminación horaria, con discriminación de dos periodos y la que discriminaba entre tres periodos). Un jaleo que no se ha resuelto tras el último cambio, que ha eliminado la tarifa nocturna por una superreducida (00.00 a 07.00 h).

AUTO BILD opina: Lo único que queda claro es que el kWh es la unidad de medida. Eso y que no se establecen medidas para beneficiar el uso del coche eléctrico.

6. Falta de información

Hablamos mucho de coches eléctricos, pero muy pocos han conducido uno. Es un concepto con mucha aceptación, pero poco experimentado por los conductores. Y hay una cosa clara: quien pisa por primera vez el acelerador de un coche eléctrico, se da cuenta al momento de que este tipo de vehículo debería tener mucho futuro.

AUTO BILD opina: el ritmo de crecimiento de los coches eléctricos no es fulgurante, pero cada vez van a abundar más, así que el mercado tenderá a normalizarse y muchos pueden planteárselos más seriamente.

7. ¿Faltan ayudas?

El propio Ministerio de Industria afirma: “Las ayudas otorgadas en el año 2014 se han agotado en el mes de noviembre, lo que da muestra del creciente interés del mercado por los vehículos eléctricos”. Pero la realidad es que las subvenciones previstas para el año próximo son de menor cuantía.

Las ayudas para la compra de coches eléctricos se retrasan

AUTO BILD opina: Si lo que se quiere es promover la compra de vehículos limpios, no se entiende demasiado que en 2014 el Gobierno destinara 10 millones de euros y, en cambio, para 2015 solo se vayan a aportar siete. ¿No se supone que la situación es cada vez mejor y ya estamos saliendo de la crisis?

8. Un caos de enchufes

¡Vaya follón! Como pasó en su día con los teléfonos móviles, parece que de momento no se opta por un tipo enchufe estandarizado. ¿Cuál triunfará en 2025? Posiblemente, ninguno de los que hay hoy disponibles en el mercado. Y mira que es sencillo, porque corriente eléctrica hay en todas partes.

AUTO BILD opina: esta situación de la movilidad eléctrica es inaceptable, aunque seguramente la carga por inducción, sin cables, le restará mucho sentido a este debate.

9. Apenas hay puntos de recarga

En teoría, cada enchufe es un punto de recarga. Pero son demasiado lentos. Es necesaria una red de puntos de recarga rápida. Por el momento hay muchas promesas, pero poca realidad. Únicamente Tesla ha tomado cartas en el asunto.

AUTO BILD opina: no solo los fabricantes deben tomar cartas en el asunto; los políticos también deben hacerse cargo. Afortunadamente, se acaba de anunciar la aprobación de un Real Decreto que obliga a la implantación progresiva de nuevos puntos de recarga.

10. No todos podemos

Este tipo de vehículos están destinados a un tipo de público determinado, que realiza un número de kilómetros concreto, pero que debe vivir, preferentemente, en una vivienda unifamiliar.

AUTO BILD opina: Si la autonomía de los eléctricos se adapta a tu día a día, perfecto. Pero si vives en una comunidad de vecinos, te será complicado instalar un ‘wallbox’ para la carga de tu vehículo.

Lecturas recomendadas

Susana Viñuela

Redactora

Comunicando, que es gerundio.

Buscador de coches

Más de E-mobility de Volkswagen