Skip to main content

Reportaje

Competición

Correr en Le Mans a los 74 años: Dom Bastien, edad de récord

Dom Bastien

A sus 74 años, Dominique Bastien debuta en las 24 Horas de Le Mans.

Dominique "Dom" Bastien es un piloto prácticamente desconocido, pero ha hecho historia en las 24 Horas de Le Mans. El estadounidense se convierte este fin de semana en el piloto de mayor edad que compite en la clásica francesa… ¡a los 74 años!

Cómo ver las 24 Horas de Le Mans 2020

VÍDEO: Porsche en las 24 Horas de Le Mans 2020

Las 24 Horas de Le Mans no entienden de edad, solo de capacidad, pasión y talento al volante, y por supuesto de disponer una licencia. Eso, y la experiencia, son los únicos factores necesarios para correr en esta mítica carrera. En esta carrera en la que conviven pilotos de primera fila y adinerados competidores ‘amateurs’, la mayoría exitosos empresarios, prácticamente todo el mundo tiene un sitio garantizado. 

El ACO, organizador de la carrera, se encarga de evaluar las capacidades del piloto y de asegurarse de que conoce todos los procedimientos de seguridad en una jornada de simulador obligatoria meses antes de la carrera, que tiene lugar en Paris. En ella deben participar los debutantes y también aquellos que no hayan corrido en Le Mans en los cinco años anteriores.

También la organización distribuye a los pilotos según su experiencia en las distintas clases de la carrera, y teniendo en cuenta la clasificación FIA de Platino, Oro, Plata y Bronce. Por ejemplo, en la categoría principal, LMP1, nunca podrá correr un piloto considerado Bronce y en GTE Am, la categoría para amateurs de GT, deben competir o dos pilotos Bronce o al menos un Bronce y un Plata. En LMP2, la categoría ‘pequeña’ de prototipos, debe haber al menos un Plata o un Bronce. En LMGTE Pro, la categoría principal de GT, la elección de piloto es libre.

Dom Bastien
Dom Bastien compite con el coche 88 de Dempsey Proton Racing

Dom Bastien, piloto de carreras a los 74 años

Dom Bastien, el protagonista de nuestro artículo, es considerado piloto Bronce. Su experiencia en las carreras no es demasiado extensa, aunque ha corrido habitualmente desde el año 2004, cuando tomó parte sus primeras carreras. A la edad de 61 años comenzó una carrera que interrumpió y no retomó hasta 2007, cuando se inscribió en el campeonato/escuela de Skip Barber. Allí, y en otras categorías menores de Estados Unidos compitió hasta finales de la década.

En 2013 decidió venir a Europa a competir, y en menuda se metió: corrió en dos pruebas de la VLN, el Campeonato de Resistencia del Nürburgring-Nordschleife, con un Audi R8 LMS, y meses después disputó las 24 Horas de Nürburgring. Por aquel entonces rozaba los 70 años de edad. En 2014 repitió experiencia dentro del equipo Audi Race Experience.

Desde entonces la carrera deportiva de Bastien ha estado marcada por superdeportivos e importantes campeonatos y pruebas de resistencia. Desde las 24H Series con un BMW M3 de Cor Euser Racing o un Lotus Evora GT4 de 2016 o a los Porsche Cayman y 911 con los que corrió en algunas citas de 2017 y 2018. También en 2019 y 2020 ha participado en pruebas de las 24 H Series, lo que le ha servido para prepararse para el mayor reto de su carrera: Le Mans. Con el tiempo ha acumulado experiencia al volante de potentes GT en circuitos como Austin, Imola, Brno, Barcelona… pero nada es comparado al Circuito de La Sarthe.

Dom Bastien
Dom Bastien en el podio de las 24 Horas de Barcelona

Este fin de semana, Bastien correrá con un Porsche 911 RSR del equipo Dempsey-Proton Racing. Comparte escudería con el joven piloto de Porsche Thomas Preining y con un experto en carreras de GT como es Adrien de Leener. Curiosamente, De Leener y Preining suman entre los dos 43 años, ¡31 menos que su compañero!

Conoció Le Mans por el desastre de 1955

Cuenta Dom Bastien, que nació en Dunquerque (Francia), aunque se mudó a Estados Unidos muy pequeño, que su primer recuerdo de las 24 Horas de Le Mans es el desastre de 1955. Aquel terrible accidente se llevó por delante la vida de 83 espectadores y del piloto Pierre Levegh. Bastien escuchó lo ocurrido en las noticias en el despacho de su padre y quedó impresionado con la aterrorizada cara de su madre.

Su vida profesional, sin embargo, no ha estado dedicada al mundo del motor ni mucho menos, puesto que Bastien ha liderado una empresa alimentaria con notable éxito durante décadas. Ahora, jubilado de su profesión, se dedica a tiempo completo a las carreras. Para muestra, un botón: dada su limitada experiencia en Le Mans, ha decidido participar en una de las carreras monomarca que se disputan este mismo fin de semana antes de las 24 Horas, la Porsche Carrera Cup Francia.

Dom Bastien

“Irónicamente, hace 20 años le prometí a mi hijo un curso de conducción en la escuela de Skip Barber, en California. Estuve tres días viendo los coches y pensé que también quería hacerlo”, recuerda Bastien en una entrevista a Motorsport Magazine. “La habilidad de estar ahí, de mejorar y mejorar y ponerte a prueba y la necesidad de aprender constantemente para encontrar la velocidad es emocionante y divertido”, asegura.

“La gente me pregunta por mi edad, pero francamente no pienso mucho en eso. Soy consciente del récord, pero cuando estoy en un circuito no digo “Oh, soy el más viejo”. Voy intentando ser competitivo y ser más rápido que quienes son más jóvenes que yo. Lo que quiero es que se me reconozca por los resultados”, admite, y desvela que decidió ir a correr en Le Mans después de ver que podía seguir el ritmo de su compañero en GT, Gavin Pickering, que ha competido en Le Mans en varias ocasiones.

Le Mans, sin duda, es el gran reto de la carrera de Dom Bastien, desde este fin de semana el piloto de mayor edad que corre en la mítica prueba. No ha sido fácil para él, puesto que un compañero sufrió un accidente en la primera hora de carrera. Después de las reparaciones pertinentes el coche 88 pudo volver a pista y Bastien debutó... aunque también sufrió una salida de pista.

Imagen: Dom Bastien/Motorsport Images

Y además