Reportaje

5 coches que parecen rápidos pero que en realidad no lo son

Ignacio de Haro

10/06/2015 - 12:46

Que consideremos a un coche como rápido, o no, depende principalmente de una combinación entre la potencia de su propulsor y de su peso, no de su imagen exterior. Así lo demuestran estos cinco coches que parecen rápidos pero que en realidad no lo son, que te presentamos en la galería.

No te pierdas: ‘Los cinco coches más lentos del mercado

Alerones gigantescos, numerosas entradas de aire, neumáticos extremadamente anchos… todo estas características son ‘pistas’ que normalmente nos permiten saber a simple vista si estamos ante un automóvil normal y corriente o ante un vehículo capaz de ofrecer unas elevadas prestaciones. Sin embargo, los protagonistas de la galería de imágenes que te traemos hoy te demostrarán que no siempre es así, pues en ella aparecen cinco coches que parecen rápidos pero que en realidad no lo son.

La imagen imponente de estos coches que parecen rápidos pero que en realidad no lo son puede confundir a muchos, que quizá acaben pensando que el conductor del vehículo al que acaban de adelantar no está ni de lejos aprovechando las capacidades de su coche, pero nada más lejos de la realidad. Quizá el modelo que mejor representa lo que buscamos con este ranking sea el Plymouth Prowler, que bien merecería estar entre los cinco coches clásicos que no deberían haber sido resucitados, ya que no era mucho más rápido que un utilitario de corte deportivo.

Fuente: Jalopnik

Lecturas recomendadas

Ignacio de Haro

Colaborador

Apasionado del mundo de las cuatro ruedas.

Buscador de coches