Reportaje

Estilo de vida

6to6 ruta norte: ¡me convierto en Sixster por un día!

Raúl Salinas

14/03/2016 - 12:54

Este fin de semana he podido saborear desde dentro lo que significa 6to6 y lo que pretenden estos ‘afortunados’ que se pueden permitir saborear los mejores placeres de la vida. En esta ocasión, me desplacé hasta el norte de España para disfrutar de una ruta por La Rioja y Álava, a bordo de un Nissan 370Z Nismo, y sentirme, aunque solamente fuese por un día, un auténtico ‘sixster’: ¿te subes conmigo?

La 6to6 se ha consolidado, con el paso del tiempo, en un referente en lo que a rutas de lujo con coches de altas prestaciones se refiere en nuestro país. Con más de diez años, es para todos los que nos gustan los coches de lujo, una cita importante en el calendario. En los últimos tiempos, han abandonado ligeramente el marco de Barcelona y Cataluña en el que se movían al comienzo y ya promueven rutas y actividades por varias zonas de España. Esta última, era inédita: una ruta 6to6 por el norte de España: ¡qué pinta!

Para participar en una ruta de la 6to6, evidentemente, lo primero que necesitas es un buen coche. Yo tuve la suerte de contar con un Nissan 370Z Nismo, un coche de esos que apasionan por su radicalidad y su conducción sin maquillaje: a la antigua usanza. Un vehículo perfecto para las reviradas carreteras del norte, puertos de montaña para sacar a relucir las manos y divertirse como un niño pequeño al volante.

No te lo pierdas: Marc Gené y el Juke R, protagonistas de la 6to6 Calçotada

El punto de salida fue excepcional: las bodegas del Marqués de Riscal, con el espectacular edificio de Frank Gehry, que acoge un hotel de lujo. El plan de 6to6 ruta norte era el mismo que el del resto de rutas: conducir, comer y pasarlo bien. Pero por supuesto, la cultura y la curiosidad también están presentes en estos eventos, por lo que la jornada arrancó con una visita a la bodega, donde una guía nos explicó todos los secretos de los más de 150 años de historia de esta mítica empresa alavesa.

Acto seguido: ¡la diversión! Nos pusimos en marcha con destino a Vitoria. Muchos podréis pensar: ¡pero si de Elciego a Vitoria apenas hay 70 km! Sí, pero los organizadores de la 6to6 ruta norte confeccionaron una ruta entre valles y puertos de montaña que nos permitió estar más de dos horas conduciendo sin parar. Curvas, paisajes únicos, pequeños pueblos con encanto y un extra que casi provoca un infarto a los organizadores, la nieve, conformaron una ruta muy interesante, divertida y no exenta de un punto de adrenalina.

Los puertos de montaña se iban sucediendo uno tras otro y finalmente el hielo y el blanco material nos respetaron: menos mal, no querría ver con nieve a coches como un Lamborghini Huracán o un Dodge Viper. También creo conveniente apuntar que es recomendable tener un nivel medio/alto de conducción para participar en estos eventos, ya que, en general, el nivel de los participantes es bastante bueno y, si no estás acostumbrado a una conducción dinámica, es posible que te quedes rezagado a los pocos kilómetros de empezar. 

A las dos y poco del mediodía llegamos a la capital vasca, a Vitoria, donde un ‘txuletón’ nos esperaba en uno de los restaurantes con más solera de la ciudad. La gastronomía está intrínsecamente ligada al espíritu 6to6: al fin y al cabo, los participantes están acostumbrados a ‘lo mejor de lo mejor’, por lo que no es de extrañar que en estas rutas se mime también todo lo que al yantar se refiere.

Comparativa al límite: BMW 435i 'vs' Nissan 370Z Nismo y Ford Mustang Ecoboost

En otro momento me ocuparé de explicar las bondades del Nissan 370Z Nismo (en esta prueba puedes ir abriendo boca), pero sí deja que te comente lo que ofrece: se trata de un coche con una estética muy particular, debo decir que mucha gente se quedaba sorprendida con él: lo miraban de arriba a abajo sin saber muy bien qué era y la reacción de la gente al ver que se trataba de un Nissan era de sorpresa. A sus mandos, tienes todo lo que un purista de la conducción pura podría desear: motor V6 atmosférico, tracción trasera, cambio manual y una dureza general que te termina por conquistar.

Tras el ‘txuletón’, la ruta llegaba a su última etapa: de Vitoria de nuevo a La Rioja, concretamente a una de las capitales mundiales del vino: Haro. La llegada a esta localidad de poco más de 10.000 habitantes causó, una vez más, un notable revuelo entre los locales, que más tarde pudieron admirar estas joyas de cuatro ruedas en un recinto habilitado en el centro del pueblo. 

Aquí el plan cultural se mezclaba con el gastronómico para cerrar una jornada inolvidable. El plan era realizar una ruta de ‘pinchos’ con su correspondiente copa de vino local, así como acudir a un espectáculo de bandas de música locales. En este punto, pasadas las siete de la tarde, muchos Sixsters, llegados de lugares tan lejanos como Galicia o Cataluña, decidieron volver de vuelta a casa. Otros nos quedamos disfrutando del buen hacer gastronómico de esta parte de España, no sin antes, volver a autoafirmarse que si bien el dinero no da la felicidad, sí ayuda…

Te recomiendo que, para entender mejor de lo que te estoy hablando, no te pierdas la galería de la 6to6 ruta norte, donde podrás ver el nivel de coches presente y algunas de las rutas por las que pudimos circular.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches